Pega coronavirus a policía de Salina Cruz | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Pega coronavirus a policía de Salina Cruz

Pese a las bajas que se han registrado, los elementos continúan con los recorridos de seguridad y vigilancia


Pega coronavirus a policía de Salina Cruz | El Imparcial de Oaxaca

Elementos de la Policía Municipal de Salina Cruz, lamentaron que los principales mandos, incluyendo al propio alcalde porteño, Juan Carlos Atecas Altamirano, los tengan en el completo abandono ante las afectaciones del Covid-19. 

Los uniformados señalan que a diario tienen que pasar revista frente a la comandancia y no hay garantías para nadie, salvo para los mandos, quienes se mantienen a distancia prudente para no “infectarse”, aunque la tropa esté en fila a 40 centímetros, exponiéndose al contagio de la enfermedad.

De igual manera señalaron que ya son cuatro policías muertos por Coronavirus, pese a estas estadísticas, el jefe de policiaco Eduardo Avendaño Córdoba, prefiere mantenerlos a raya con el argumento: “el que se quiera ir a descansar que lo haga, pero inmediatamente causará baja”, por lo que a los uniformados no les queda de otra que seguir con los recorridos y guardias pese a estar expuestos.

No obstante a la triste noticia de la muerte de sus compañeros, los representantes de la Ley exigen a sus mandos mayores garantías para poder desempeñar sus actividades diarias, sin recibir alguna respuesta. 

Y es que a más de un año en que inició la pandemia, los elementos policiacos han acatado las recomendaciones emitidas por los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), pero lamentaron que los mandos no toman en cuenta que el policía que está en contacto directo con los ciudadanos. 

Sin embargo, a diferencia de otras corporaciones policiacas en el estado, en la Comisaría de la Policía Municipal no hay descanso. Y si el uniformado se siente enfermo, con dolor de cuerpo, al mando no le importa.

Asimismo, dijeron que luego les llamaran la atención por las reiteradas quejas de falta de protección, los policías continúan con su rutina diaria, recorriendo de esta forma las principales calles y avenidas de la ciudad, barrios, colonias y agencias municipales.


 

Relacionadas: