Corrupción y compadrazgo generan riesgos en refinería | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Corrupción y compadrazgo generan riesgos en refinería

Inconformidad entre ingenieros y trabajadores petroleros por el riesgo a que están expuestos


Corrupción y compadrazgo generan riesgos en refinería | El Imparcial de Oaxaca

La corrupción, compadrazgo y la contratación de compañías sin el perfil para reparar las plantas que procesan los productos petrolíferos, han puesto en evidencia la serie de accidentes que se han registrado interior de la refinería “Antonio Dovalí Jaime”.
De acuerdo con fuentes consultadas en Petróleos Mexicanos (Pemex), desde la llegada de Ricardo Martínez Morales a ocupar el cargo en la gerencia de la refinería de Salina Cruz, se han presentado una serie de incidentes al interior de las plantas petroleras, situación que genera malestar entre ingenieros y trabajadores petroleros por el riesgo a que están expuestos.

Sin plan de emergencia

Los propios trabajadores denunciaron la omisión del gerente y sus subordinados para echar a andar la Planta Primaria Número 2, cuando no se habían cumplido con las medidas de seguridad y el proceso que conlleva para evitar un accidente que terminó recientemente en una explosión.
Asimismo, agregaron que no hubo durante el arranque de la maquinaria, un plan para verificar que no hubiera ningún riesgo, lo que terminó por destruir la instalación de la sección de la planta.
Según el testimonio de los petroleros, durante la llegada de la nueva directiva a la gerencia de la refinería “Antonio Dovalí Jaime”, ha habido una serie de accidentes como en el que falleció un trabajador en el tanque de sulfúricos, entre otros más.
Por otra parte, dieron a conocer que tampoco su secretario general Artemio de Jesús, se ha interesado en ver qué es lo que sucede al interior de las plantas y departamentos para conocer bajo qué condiciones de seguridad laboran los trabajadores y hacer del conocimiento a la gerencia en caso de detectar un posible riesgo.

Miedo a denunciar

Por temor, los petroleros no han querido exponer las diversas anomalías del lugar, porque la gerencia una vez que se entera que alguien filtró información, aplica la cláusula a los trabajadores y de inmediato buscan la manera de afectarlos al dejarlos sin empleo o les dan una prejubilación.
Finalmente los afectados dieron a conocer que ha habido compañías constructoras que son contratadas por recomendación de la gerencia, las cuales sólo pintan los tubos y válvulas para pasarlas como nuevas, lo que se convierte en un verdadero riesgo porque con la fricción implica que alcancen temperaturas que no soportan y sobrevienen las explosiones.