Los “Viejos” y el Covid-19 | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Los “Viejos” y el Covid-19

La tradición ancestral en Juchitán también sufrió modificaciones ante la pandemia del Coronavirus


Los “Viejos” y el Covid-19 | El Imparcial de Oaxaca
Exhortan a respetar las medidas sanitarias

Juchitán, Oax. – Como es costumbre los “Viejos” o “Hueelus”, salen a las calles a bailar para despedir el año, esto como parte de una tradición ancestral que fue adoptado por los Istmeños, en especial por los juchitecos, que recorren las calles acompañados de un grupo de músicos para pedir aguinaldo.

El profesor Tomás Chiñas Santiago, integrante de la Organización Social TonaTaati’, a partir de la segunda mitad del siglo veinte, además de los adultos, los niños y jóvenes empezaron a formar sus parejas para disfrazarse de “Viejos” para ir a las viviendas a pedir permiso para bailar a cambio de unas monedas

Explica que “¿ZUYAA HUEELU LAA?”, es una expresión coloquial que se usa al solicitar permiso para ejecutar el baile del “Viejo” o “Hueelu”; personaje tradicional que inicialmente recorría por las noches, de casa en casa, la ciudad de Juchitán los últimos días del año.

Los jóvenes se disfrazan, luego salen a las calles para bailar y pedir aguinaldos.

Sin embargo, reconoce que la tradición ha ido cambiando poco a poco y actualmente se puede ver a personas disfrazadas recorrer las calles a cualquier hora del día.

“Es una tradición que no muere, hemos visto como ahora con la pandemia del Covid-19, los “Viejos” utilizan una mascarilla, cubrebocas y hasta sanitizante para concientizar a la sociedad sobre las disposiciones de salud ante la pandemia”, indicó.

Es que ante esta crisis sanitaria quienes personifican a estos personajes tradicionales, se protegen y al mismo tiempo llevan un mensaje a los juchitecos para evitar contagios.

PABLITO VILLEGAS

Tal es el caso de Néstor Pablo Villegas Esteva, quien es un joven artista de Juchitán que durante muchos años se ha caracterizado para participar de esta tradición, quien menciona que desde que tiene uso de razón los “Viejos” o “Hueelus”, recorren las calles de la ciudad los últimos días del año para despedirlo de manera alegre.

Llevan alegría a los ciudadanos.

“Esta tradición viene de fuera, no es netamente juchiteca, pero nuestra gente la adoptó, la retomó y la hizo suya. En mi caso llevo aproximadamente 15 años participando, me pongo de acuerdo con amigos músicos, con diferentes compañeros que tenemos esa inquietud de alegrar a la gente. La tradición marca que nosotros vamos ofreciendo que ya llegó el “Hueelu” y la gente se acerca, nos pide una pieza, los músicos tocan, los viejos bailan y nos ofrecen una moneda”, destacó.

Cabe destacar que Pablito Villegas como se le conoce de manera artística, fue uno de los primeros que salió a las calles después del terremoto de 8.2 grados que sacudió al Istmo en el 2017, además de ayudar a las familias con despensas y otras cosas; en diciembre decidió representar a los viejos y participó en un tianguis artesanal para dar alegría a los presentes, en donde bailó sin esperar una moneda a cambio.

“Lo hicimos de corazón, no con la idea que nos dieran dinero, simplemente para darle a cariño y alegría a la gente, para despedir el año como se acostumbra y demostrar que a pesar de la desgracia, nuestras tradiciones y costumbres siguen vivas; ahora con la pandemia tampoco podíamos dejar de salir a las calles”, explicó.

Asimismo, Tláloc Ramos, Eduardo Carmona, Cosijopi Ruiz, Héctor Villalobos y Elmer Núñez desde el 2018 danzan el tradicional baile del viejo.

“Lo hacemos para preservar esta tradición, el baile, la lengua y la música zapoteca, pero en esta ocasión ante el incremento acelerado de contagios por la pandemia, lo hacemos para pedirle a los paisanos que se cuiden”, señalan.

Y es que uno de los personajes es un hombre vestido con overol blanco antiviral y unos googles, porta además un bote de sanitizante, mientras su compañera está vestida con enagua y huipil, porta una careta y mascarilla, mientras bailan reparten gel antibacterial y rocían sanitizante para concientizar sobre el peligro del Covid-19.

Estos jóvenes en el 2018 se caracterizaron del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, porque había ganado las elecciones presidenciales.

El año pasado usaron el tradicional zapoteca, y para este 2020 hicieron referencia a la contingencia sanitaria.


 

Relacionadas: