Benito juárez, el benemerito de Las Américas - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

El Imparcialito

Benito juárez, el benemerito de Las Américas

Un 17 de diciembre de 1818, caminó rumbo a la Ciudad de Oaxaca y es ahí donde empieza otra historia.


Benito juárez, el benemerito de Las Américas | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Por: YAEL ALEXANDER

El 21 de marzo es una fecha muy importante para los mexicanos y sobre todo para los oaxaqueños, porque nació en 1806 un gran hombre, el Benemérito de las Américas, don Benito Juárez.

Él vivía en San Pablo Guelatao. Sus padres murieron cuando él tenía 3 años, así es que Benito quedó huérfano desde muy pequeño quedándose al cuidado de sus abuelos paternos.

Al morir sus abuelitos, se quedó al cuidado de su tío Bernardino Juárez. A partir de entonces trabajó como peón del campo y como pastor de ovejas hasta que a la edad de 12 años se cuenta que un día perdió dos ovejitas obligándolo a que se fugara del pueblo.

Un 17 de diciembre de 1818, caminó rumbo a la Ciudad de Oaxaca y es ahí donde empieza otra historia.

Al llegar a la ciudad se alojó en la casa de su hermana Josefa quien trabajaba para Antonio Maza. La hija adoptiva del Sr. Maza, Margarita Maza, muchos años después se convertiría en la esposa de Benito Juárez.

En pocos días Benito conoció al sacerdote Antonio Salanueva, quien lo aceptó como aprendiz de encuadernador y lo envió a la escuela. Como era indígena y pobre, Benito sufría de discriminación y por eso abandonó la escuela y decide aprender por su cuenta.

Posteriormente, Juárez estudió Derecho en el Instituto de Ciencias y Artes. Fue regidor del Ayuntamiento de Oaxaca en 1831 y diputado local en 1833. Durante algún tiempo vivió de su profesión defendiendo comunidades indígenas y en 1847, llegó a ser diputado federal.

Al volver Santa Anna al poder, muchos liberales, entre ellos Juárez, fueron desterrados. Juárez fue a Nueva Orleans, donde, desempeñó diversos oficios para ganarse la vida.
Mientras tanto en México se proclamó el Plan de Ayutla que desconocía a Santa Anna como presidente, así, al llegar Juan Álvarez a la presidencia, nombró a Juárez Ministro de Justicia e Instrucción Pública en 1855. Desde este ministerio, expidió La Ley Juárez, con la que fueron abolidos los privilegios que tenían los militares y el clero.
Nombrado gobernador de Oaxaca, fue reelecto y promulgó en Oaxaca la Constitución de 1857.

Fue ministro de Gobernación y también fue elegido presidente de la Suprema Corte de Justicia, durante el gobierno del presidente Comonfort.

Al desconocer Comonfort la Constitución de 1857, y dar un golpe de Estado, encarceló a diversos ciudadanos, entre ellos Juárez. Este acto de Comonfort desencadenó la Guerra de Reforma.

Al ser liberado el 11 de enero de 1858, asumió la presidencia en Guanajuato. En julio de 1859, expidió las Leyes de Reforma, que declaraban la independencia del Estado respecto de la iglesia.

Al concluir la Guerra de Reforma, fue electo constitucionalmente para continuar en la Presidencia el 15 de junio de 1861.

Debido a la intervención francesa, en mayo de 1863 tuvo que dejar la ciudad de México, ejerciendo su gobierno desde diferentes puntos del país. Regresó a la ciudad de México el 15 de julio de 1867, después de que Maximiliano fue juzgado y fusilado.

En octubre de 1867 fue reelecto presidente de México; se dedicó a organizar la situación económica del país.

En 1871 fue reelecto por última vez como presidente, cumpliendo 14 años en la Presidencia. Por su defensa de las libertades humanas, defensa que sirvió de ejemplo a otros países latinoamericanos, fue proclamado “Benemérito de las Américas”.

Juárez se empezó a sentir mal, los médicos mexicanos más prestigiados de entonces acudieron a Palacio Nacional, pero ya no pudieron hacer nada.

Con evidente falta de oxígeno sonrió e inmediatamente murió a las 11:35 de la noche del 18 de julio de 1872.

Así recordamos a un gran hombre en el día de su nacimiento.