Cuida la dieta de tu gato | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Mundo Animal

Cuida la dieta de tu gato

A pesar de las creencias, existen alimentos que pueden resultar muy dañinos para el animal


Cuida la dieta de tu gato | El Imparcial de Oaxaca
Es recomendable que el gato solamente ingiera productos diseñados específicamente para su especie.

Queremos tanto a nuestros gatos que los mimamos de todas las formas posibles, comprándoles juguetes, llevándolas de paseo, les tomamos fotografías, los llevamos a la estética y la más común de todas, dándoles comida, incluso si no está específicamente hecha para ellos.

Este último punto es especialmente importante, ya que su sistema digestivo es considerablemente más delicado que el nuestro, por lo que existen alimentos que pueden resultar muy dañinos para el animal.

Uno de ellos, más conocido por sus efectos negativos en perros, es el chocolate, sin embargo, para los gatos también es nocivo, por su contenido alto en teobromina, un componente similar a la cafeína que puede derivar en un ritmo cardíaco acelerado, vómitos, diarrea y hasta la muerte.

La cebolla en grandes cantidades también puede resultar tóxica, sin importar si está cruda o cocinada, ya que es capaz de provocar problemas gastrointestinales pues tiene tiosulfato, un químico que no es bien procesado por el estómago de los felinos.

El cine y la televisión nos han enseñado que los gatos aman el pescado crudo, pero esto es totalmente falso, ya que está demostrado que su consumo excesivo llega a causar una carencia de tiamina, resultando en pérdida del apetito y convulsiones.

La recomendación en general por parte de los veterinarios, es que el gato solamente ingiera productos diseñados específicamente para su especie y dejar de lado las sobras, ya que además de lo mencionado, esto puede derivar en obstrucciones intestinales y en otros casos, la obesidad.