10 consejos para ahorrar energía en tu hogar | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Hogar

10 consejos para ahorrar energía en tu hogar

Con estas prácticas evitaras gastos innecesarios en tu recibo; todo es cuestión de localizar esas fugas de energía para resolverlas con pequeños cambios y hábitos


10 consejos para ahorrar  energía en tu hogar | El Imparcial de Oaxaca
Ahorrar energía es fácil y solo es cuestión de adquirir ciertos hábitos que pronto se arraigarán en tu vida diaria.

Te dejamos estos valiosos consejos para ahorrar luz en la casa. El gasto de energía es uno de los aspectos que más debemos tomar en cuenta no solo para ahorrar dinero, sino para cuidar la vida útil de nuestros electrodomésticos y del hogar en general. Es fácil hacerlo y solo es cuestión de adquirir ciertos hábitos que pronto se arraigarán en tu vida diaria. Toma nota y experimenta un cambio notable en tu hogar.

Aprovecha la luz natural

Es el primer consejo básico y el que muchas veces olvidamos primero. Aprovecha al máximo la luz solar para hacer tus actividades más importantes. Programa tu día para que la mayoría de tus actividades las hagas cuando la luz del día esté a tu favor. Asimismo aprovecha esas zonas de tu hogar donde la luz natural entra de manera directa para llevar a cabo tus tareas en lugar de encender la luz artificial.

Conecta tus aparatos solo cuando los vayas a usar

Es un error muy común que dejemos el televisor y otros aparatos conectados todo el tiempo. Comienza a corregir estos pequeños gastos de energía innecesarios desconectando tus aparatos cuando no los uses. Recuerda que ellos siguen gastando energía eléctrica aunque no estén funcionando.

Plancha solo cuando lo amerite

Uno de los aparatos que más energía consume es la plancha. Debido a que tiene que alcanzar temperaturas muy altas para trabajar su gasto de luz puede llegar a ser excesivo. Evalúa la ropa y los días en que tienes que planchar y haz un plan para ahorrar esa energía.

Evita el uso excesivo de ventiladores o calentador

mmuchas veces abusamos del uso del ventilador sin necesidad. Para evitar ello busca otras formas de refrescarte que no representen el abuso energético. Lo mismo pasa con los calentadores en las zonas de mucho frío: busca formas alternativas para entrar en calor mediante el uso de la ropa adecuada o bebiendo alguna bebida deliciosa que amaine esa sensación de frío.

Coloca focos ahorradores

Es una manera muy práctica de ahorrar luz en la casa. Colócalos especialmente en las zonas del hogar donde hay más actividad: cocina, sala, habitaciones, baño. Tal vez no te agrade del todo la forma en que iluminan pero el beneficio monetario y para el planeta será notable.

Mide tus horas frente a la computadora

La computadora, en tiempos de home office, se ha convertido en uno de los aparatos que más energía gasta en la actualidad. Mide las horas en que la vas a usar y no la mantengas conectada todo el tiempo. Si eres de los que la usa también para sesiones de entretenimiento (ver películas, escuchar música, etc.), busca otras formas para distraerte que no implique el uso de energía eléctrica de manera inmoderada.

No cargues tu celular de manera excesiva

Así como es un gran aliado para nuestra vida diaria, el celular también puede ser un enemigo cuando hablamos sobre consejos para ahorrar luz en la casa. Te aconsejamos que lo conectes para recargarlo solo cuando sea necesario y no a cada instante.

Apuesta por el secado natural
De vez en cuando, aprovecha la luz solar o la temperatura ambiente para dejar que tu cabello se seque. Es cierto que la secadora puede resultar más rápida y eficiente, pero dejarle descansar unos días tampoco es mala idea para ahorrar luz.

Ponle atención a tu refrigerador

Dentro de los consejos para ahorrar luz en la casa te diremos uno que es muy importante: evita colocar el refrigerador junto a una fuente de calor (horno o microondas), pues lo contrario hará que el refri trabaje a marchas forzadas y gaste más energía de la necesaria. Por otra parte, el refrigerador debe trabajar a una temperatura entre 3 y 5º C, mientras que el congelador tiene que estar a entre -1 y -15º C. Regula estas temperaturas para que tu aparato funcione siempre de la mejor manera.

Revisa el estado de tus aparatos

Algunos aparatos en el hogar tal vez ya no se encuentren en su mejor momento. Revísalos y cámbialos de ser posible, pues tal vez están gastando demasiada energía y eso se traduce en cuentas altas por pagar.