¿Cómo saber si eres la mejor mamá? | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Familia

¿Cómo saber si eres la mejor mamá?

Para él no existe opinión más importante que la tuya y más si se trata de algo positivo


¿Cómo saber si eres la mejor mamá? | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Si sólo tuvieras que compartir un gran consejo para la crianza y la educación de los hijos, ¿cuál sería?

Salud

  • Asegúrate de que reciba en tiempo y forma todas las dosis de su esquema de vacunación, de lo contrario la protección contra enfermedades será incompleta.
  • La actividad física es indispensable para su desarrollo motriz y cognitivo. Durante sus primeros dos años, motívalo a patalear, gatear y camina. A partir de los tres necesitará diariamente 60 minutos de ejercicio planeado y otros 60 de juego libre
  • Si encoge las piernas, aprieta los puños y llora más de lo normal, es probable que tenga cólicos. Masajea suavemente su abdomen siguiendo el sentido de las manecillas del reloj.

Nutrición – lactancia

  • ¿Sabías que tu estado de ánimo influye en la calidad de la lactancia? Si estás nerviosa o estresada, el reflejo de salida de la leche podría bloquearse. ¡Relájate!
  • A mayor succión, mayor producción de leche, así que ofrécele tu pecho a libre demanda, es decir siempre que tu bebé lo pida.
  • Amamántalo en la posición que elijas pero verifica que succione con la boca bien abierta cubriendo la mayor parte de la areola, el labio inferior hacia afuera y la lengua debajo del pezón. Si escuchas que chasquea, la postura no es correcta.
  • Algunas señales de que no está satisfecho con su alimentación son: mueve la cabeza, abre la boca, está inquieto después de haber comido y chasquea.

Nutrición – papillas

  • Antes del año de edad no le ofrezcas leche de vaca, pescado, trigo, cacahuate, fresa, huevo y chocolate, pues predisponen el desarrollo de alergias alimentarias.
  • Respeta su apetito y déjalo comer con las manos aunque se ensucie, esto le ayudará a estimular la coordinación ojo-mano para que pronto use cubiertos. Dale opciones que se disuelvan fácilmente en su boca como verduras cocidas, plátano, pera y melón.
  • ¿Rechaza algún alimento? Deja que pasen unos días y ofréceselo en una presentación diferente, tal vez así le guste. ¡No desistas!

Sueño

  • Crea un ritual para ayudarlo a identificar la hora de dormir, por ejemplo dale un baño o masaje, cántale o ponle música relajante.
  • Descansa al tiempo que él duerme. No se trata sólo de obtener energía suficiente y buen humor para cuidar a tu bebé, sino de que la falta de sueño y el sobrepeso están directamente relacionados. Así que… duerme.

Berrinches

  • Durante el día, un niño de entre uno y tres años puede hacer hasta tres berrinches. Manejarlos con calma y paciencia es importante para su desarrollo emocional y social. Con tu ejemplo, transmítele la manera de tratar una situación difícil, ya que si te alteras fortalecerás esa reacción descontrolada.
  • Deja que haga su berrinche, es difícil pero así aprenderá que no siempre va a salirse con la suya. Cuando vea que dicho recurso no le ayudará a alcanzar sus objetivos, dejará de hacerlo.

Estimulación

  • Dale tiempo para que resuelva cada problema por sí mismo antes de enseñarle cómo se hace. De lo contrario, no le permites analizar y decidir otro camino para realizar las cosas. Tenle paciencia y ayúdalo a superar la frustración.
  • Motiva su lenguaje platicando con él, pues aunque no te responda, estimularás su vocabulario, memoria y entendimiento. No distorsiones las palabras con diminutivos o repitiéndolas como él las dice.

Inteligencia emocional

  • Establece horarios específicos para dormir, comer y jugar, ya que no sólo le ayudarás a ajustar su reloj biológico sino a adquirir confianza al contar con momentos previsibles y seguros en su mundo cotidiano. La disciplina es muy importante en su desarrollo emocional, no lo pierdas de vista.
  • Los niños deben hacer las cosas por inspiración y no por culpa. Los regaños pueden hacer que tu hijo se ponga a la defensiva o que actúe como quieres, pero no por el hecho de saber que cierto comportamiento no le hace bien. Explícale el por qué de lo que esperas y las consecuencias de no llevarlo a cabo.
  • Dedícale por lo menos 15 minutos al día, libres de cualquier distracción (teléfono, televisión, computadora) y mirándolo a los ojos. Con estos le comunicarás qué tan importante es para ti, más allá de las palabras.
  • Intenta disfrutar más y preocuparte menos, sin olvidar que la capacidad de ser feliz a pesar de las dificultades es una enseñanza fundamental que tu hijo necesita de ti.

¡Dale palabras de aliento! Para él no existe opinión más importante que la tuya y más si se trata de algo positivo. Cada que tengas oportunidad, anímalo con: “Eres muy especial”, “Inténtalo hasta que lo logres”, “Me encanta ser tu mamá”, “Está bien expresar lo que sientes”, verás los resultados.


 

Relacionadas: