¡Llegó el otoño! | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Columna

¡Llegó el otoño!

Los días más cortos, aparecen nuevos olores, nuevos colores… las hojas se caen, el viento sopla más fuerte a la tarde. La temperatura cambia, pero eso no quita que puedas divertirte al aire libre, jugando con las hojas y con todo lo que nos ofrece esta nueva estación


¿Se han dado cuenta que hace algunos días que hace un poquito de frío en las mañanas o cuando nos despertamos para ir al colegio? Esto se debe porque las estaciones climáticas van cambiando: del verano se pasa al otoño, del otoño al invierno, del invierno a la primavera, de la primavera al verano y así todos los años. Como recién nosotros tuvimos las vacaciones de verano e hizo mucho calor, y mañana inicia el otoño.

Cuando hay un cambio de estación se llama equinoccio

Es una palabra extraña, pero significa que el Polo Norte y el Polo Sur de nuestro planeta Tierra, están a igual distancia del sol. Eso pasa solo dos veces al año, a la llegada del otoño y a la llegada de la primavera ¿qué les parece?

A mí me encanta el otoño, ¿han visto cómo cambian de color los árboles? ¡Es maravilloso! Las hojas se ponen amarillas, rojas y naranjas. Luego, algunas comienzan a caerse para que nazcan nuevas hojas en la primavera. La naturaleza es muy sabia y todas las estaciones son muy necesarias para nuestro planeta. Cada una de ellas cumple una función.

Las plantas utilizan la energía del Sol para el proceso de la fotosíntesis, mediante el cual fabrican la clorofila, pigmento que les da el color verde y con el que fabrican sus alimentos para poder realizar sus funciones vitales. En otoño e invierno hay menos horas de luz solar y como consecuencia los árboles no pueden llevar a cabo este proceso. Se detiene la producción de clorofila, las hojas se vuelven amarillas y luego se caen, porque no tienen nutrientes. Pero como sabes, los árboles no se mueren, quedan en estado latente hasta la primavera.

Además de los cambios en las plantas, en otoño se debe pensar en consumir alimentos de alta concentración energética: semillas, leguminosas, aguacates, frutos secos y picantes como el ajo, jengibre, clavo, pimienta, para que nos ayuden a conservar el calor interno.

Esta estación tiene una duración promedio de 83 días cortos, 14 horas y 24 minutos, aunque se debe tener en cuenta que con el calentamiento global ninguna estás épocas es exacta.


 

Relacionadas: