Paramédica y policía son procesados por difundir fotos del cuerpo de Octavio Ocaña - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Paramédica y policía son procesados por difundir fotos del cuerpo de Octavio Ocaña

Habría sido a través de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp que los sujetos compartieron las fotografías de Octavio Ocaña el pasado 29 de octubre, las cuales posteriormente comenzaron a circular en más redes sociales, exhibiendo el cuerpo del actor


Paramédica y policía son procesados por difundir fotos del cuerpo de Octavio Ocaña | El Imparcial de Oaxaca

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) dio a conocer que una mujer paramédica, identificada como Marcelina “N”, y Raúl “N”, Policía de Investigación (PDI), fueron vinculados a proceso por su probable responsabilidad en la difusión de imágenes del cadáver del actor Octavio Ocaña.

Según con la información presentada por la Fiscalía mexiquense en un comunicado, los implicados están relacionados en el delito contra el respeto a los muertos y violaciones a las leyes de inhumación y exhumación, en agravio del histrión que interpretaba a Benito Rivers en la serie Vecinos.

Habría sido a través de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp que los sujetos compartieron las fotografías de Octavio Ocaña el pasado 29 de octubre, las cuales posteriormente comenzaron a circular en más redes sociales, exhibiendo el cuerpo del actor, que estaba en la plancha del área de Patología del hospital de Lomas Verdes.

Foto: Instagram @octavioocaa

“Por delito contra el respeto a los muertos en contra de Octavio A. Pérez Ocaña, 2 personas identificadas como Marcelina ‘N’ y Raúl ‘N’ fueron vinculados a proceso luego de que la #FiscalíaEdoméx acreditó su participación en estos hechos ocurridos el 29 de octubre”, informó la FGJEM en Twitter.

Los presuntos responsables siguen en libertad debido a que este delito no amerita prisión preventiva, pero como parte de una medida cautelar, Marcelina “N” y Raúl “N” fueron suspendidos temporalmente de sus cargos.

Un Juez dictó auto de vinculación a proceso y dio como lapso un mes para el cierre de la investigación complementaria.

“En audiencia de duplicidad del término constitucional un Juez dictó auto de vinculación a proceso y fijó un mes de plazo para la investigación complementaria, además como medida cautelar, entre otras, se determinó la suspensión temporal del cargo de los dos imputados”, se lee en un comunicado.

El 24 de diciembre, el abogado de la familia Pérez Ocaña aseguró que los acompañantes de Octavio Ocaña declararon que el actor no sacó un arma ni se disparó a sí mismo.

“Nos sentimos muy optimistas por lo que declararon. Sus declaraciones se contraponen con la versión oficial, logramos que se abriera a nuevas líneas de investigación”, dijo Francisco Hernández, representante legal, durante una entrevista con el periodista Gustavo Adolfo Infante.

“Ellos dijeron que jamás vieron que él se pudiera haber disparado, es más, incluso uno de ellos, el que iba atrás, dice que jamás vio que Octavio sacara un arma”, añadió.

A principios de diciembre, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) informó que no había evidencia que cambiara la línea de investigación en el caso del joven actor.

“Es preciso aclarar que hasta el momento no hay evidencia técnico-científica que modifique la principal línea de investigación que esta Institución tiene respecto de estos hechos, misma que señala que la víctima falleció a causa de un disparo accidental de un arma de fuego calibre .380, realizado por él mismo, y que de acuerdo a los testimonios de las dos personas que lo acompañaban en ese momento, el arma la sacó la víctima de la guantera de la unidad automotora”, detalló la Fiscalía en un comunicado.

El actor falleció después de haberse impactado tras una persecución en Cuautitlán Izcalli, Estado de México. El joven se trasladaba con dos amigos cuando los policías municipales le habrían pedido que se detuviera.

A pesar de que la a Fiscalía General de Justicia del Estado de México aseguró que el joven de 22 años perdió la vida “por un disparo de arma de fuego en la cabeza”, el cual habría salido después de accionar el arma que portaba por accidente, personas han puesto en duda la versión.


 

Relacionadas: