Carretera a la Costa, una ruina; años de intransitable - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Costa

Carretera a la Costa, una ruina; años de intransitable

Sola de Vega-San Pedro Juchatengo hasta el Cerro del Vidrio, en las peores condiciones


Carretera a la Costa, una  ruina; años de intransitable | El Imparcial de Oaxaca
FOTO: Luis Alberto Cruz  Automovilistas sortean derrumbes y baches en la carretera 131, a la Costa.

Prestadores de servicios turísticos que realizan recorridos hacia la región de la Costa, exigen a las autoridades estatales rehabilitar la Carretera Federal 131, ya que desde hace varios años se encuentra intransitable.

A decir de los trabajadores de las agencias de viajes, durante la actual temporada vacacional se han visto obligados a utilizar vías alternas para evitar dañar las unidades de motor debido a los múltiples baches que inundan esta carretera, principalmente en el tramo de Villa Sola de Vega-San Pedro Juchatengo hasta el Cerro del Vidrio.

“La carretera está totalmente intransitable, le pedimos al señor gobernador Alejandro Murat que se vaya a dar una vuelta a la Costa por carretera para que se dé cuenta lo que tenemos que pasar, solamente en la salida de Sola de Vega, ya parece terracería”, señaló Valentín Velázquez, guía de turista y operador del transporte turístico.

Se dificulta el paso vehicular

A lo largo y ancho de esta vialidad se pueden observar múltiples baches y hoyancos, así como derrumbes que dificultan el paso vehicular, en tanto el único tramo transitable corresponde a la zona del Cerro del Vidrio a Santa Catarina Juquila.

“Es una verdadera pena y lástima que recibamos a los turistas con estas carreteras, de cinco a seis horas de corrido que antes se hacía para llegar hasta Puerto Escondido, ahora es de hasta siete u ocho horas, a cada rato tenemos que detenernos para no caer en los baches, dónde está el dinero que se invierten a la reparación de las carreteras”, cuestionó el ciudadano.  

Ante esta situación y para evitar daños a sus unidades de motor, algunos operadores deciden tomar vías alternas hasta la Carretera Federal 190 para dirigirse hacia el Istmo de Tehuantepec, para después circular por la Carretera Federal 200 que conecta con la región de la Costa.

“Al hacer este trayecto, se duplica el tiempo de recorrido, pero al menos evitamos que se dañen los vehículos; en varias ocasiones me ha tocado ver accidentes que por tratar de esquivar los baches, los conductores se van al barranco”, comentó el operador.

 


 

Relacionadas: