Los “pizarrones” urbanos, muros captados por su lente | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Los “pizarrones” urbanos, muros captados por su lente

El autor de la exposición Tetralogía reflexiona sobre las estructuras, principalmente de la ciudad de Oaxaca, que fungen como testigos de la historia y de las manifestaciones sociales y políticas


Los “pizarrones” urbanos, muros captados por su lente | El Imparcial de Oaxaca

Por más de 25 años, Alejandro Echeverría ha capturado con su cámara a un mismo objeto: los muros. Principalmente en la ciudad de Oaxaca, estas estructuras le han permitido llevar a la fotografía una mirada marcada por la abstracción, pero al mismo tiempo de reflexión, de registro de las huellas de las sociedades, los tiempos y acontecimientos.

Los muros, que pareciera poco cambiantes o de transformación lenta, son esos testigos con que Echeverría (Oaxaca, 1958) muestra la historia de la ciudad, en donde concluyen los acontecimientos sociales y políticos, el paso del tiempo y de los fenómenos naturales. La pandemia de Covid-19 es parte de ese devenir plasmado en su quehacer, el que se muestra en la exposición Tetralogía, en curso hasta octubre en la galería Córdoba Lab.

“Pareciese que como el muro está ahí es perenne, está para siempre, pero es efímero”, explica Echeverría sobre el protagonista de sus fotografías, que en algunos casos cambia rápidamente. Especialmente porque “las intervenciones en Oaxaca, en el muro, son muy comunes”, como sucede durante el paso o al poco tiempo de una marcha.

“Siempre están en constante movimiento y siempre hay una expresión que se da en los muros”, ahonda Alejandro, quien describe su trabajo como uno vinculado con “lo social”, al plasmar muros donde la intensidad de los tonos da cuenta de las capas que se han realizado según las necesidades o lo que se quiere cubrir. “También son un documento estos casi 27 años de registrar los muros, desde el 94”, apunta.

Alejandro Echeverría es un fotógrafo que antes de volcar su interés en la imagen estudió Economía. Alrededor de los 30 años dejó esa carrera y empezó a dedicarse a la fotografía. Desde entonces, explica, su lenguaje “fue en color”, y quizá muy influenciado por la imagen misma de Oaxaca capital, de la plástica, de los muros de una ciudad patrimonio con intervenciones constantes.

Al final, dice Echeverría, los muros son una especie de “pizarrones donde se escriben protestas, amores, grafitis, tags” y de murales, pero en los que también se da la “censura, tanto del gobierno como de los dueños de las casas, que no les gusta tener pintadas frases contra el gobierno, todas esas cuestiones que desde los años 80, con el movimiento magisterial, se hizo más patente la intervención a los muros”.

En cuatro partes o series, Echeverría recurre a los colores primarios: rojo, azul y amarillo, y a los tonos grises. Esta última, realizada entre mayo y junio de 2020, se titula Paisajes del confinamiento y surgió a partir de “algo positivo” de la pandemia, el salir a caminar y en ello encontrase con un muro que le “daba una sensación medio caótica del paisaje”, “de lo que estamos viviendo”.

Las demás series, realizadas en su mayor parte en 2021, conservan la constante de Echeverría de “fragmentar” su objeto o de tomar solo una parte de él. Ese es el caso de una obra compuesta por varias fotografías en donde el color rojo y la figura del cuadrado son lo central, aunque con tomas distintas.

La subjetividad es otra de las herramientas a las que recurre Echeverría en las series dedicadas a los colores azul y amarillo, entre las que hay imágenes del periodo 2017-2021.

La exposición fue curada por Alejandro Castellanos y se inauguró el pasado viernes en esta galería del barrio Jalatlaco, en la capital oaxaqueña. Trabajar una exposición en tiempo de pandemia, explica el autor, implicó un trabajo a distancia con Castellanos.

Luego de presentar su obra en su ciudad natal, Alejandro Echeverría compartirá parte de su trabajo en dos exposiciones colectivas en Ciudad de México: Mexichrome: La fotografía de color en México, curada por James Olmes y que estará en el Palacio de Bellas Artes, y La colección Toledo de fotografía y los veinticinco años del CFMAB, que se presentará en el Colegio de San Ildefonso bajo la curaduría de Alejandro Castellanos.