El IAGO, recinto fundado por Toledo, cumple 32 años | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

El IAGO, recinto fundado por Toledo, cumple 32 años

Aunque permanece cerrado a raíz de la emergencia por Covid, lo que empezó como una biblioteca comprende una galería, más de 60 mil libros, un acervo de gráfica, tienda y un sitio que conserva la esencia de su fundador


El IAGO, recinto fundado por Toledo, cumple 32 años | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Lisbeth Mejía

El Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) cumple hoy 32 años de su fundación. Creado por el fallecido artista Francisco Toledo (1940-2019), fue el primero con el que el autor originario de Juchitán inició una serie de espacios dedicados a las artes, la preservación y difusión de las lenguas originarias, y desde los que impulsó diversas causas sociales.

El IAGO abrió un día como hoy, en 1989. “Al inicio eran tan pocos libros que cabían en lo que hoy es la tienda”, contaba Francisco Toledo al referirse a la biblioteca que ahora “cuenta con más de 60 mil libros especializados en arte y humanidades”, según recoge un video de la institución.

Aunque la emergencia sanitaria por Covid-19 mantiene sus instalaciones cerradas al público desde marzo, el sitio sigue con su programación a través de redes sociales. En septiembre de 2019, con la muerte de Toledo, fue el sitio al que llegaron las condolencias y homenajes por la partida de este.

Por casi un cuarto de siglo, el IAGO se mantuvo totalmente dependiente del pintor de raíces zapotecas, sus donaciones y las de otros autores que confiaron sus libros a la institución. Desde enero de 2015, el IAGO pasó a ser parte del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), al igual que su acervo de gráfica.

Sin embargo, conserva la esencia de su fundador, de ser un sitio plural y que trabaja de la mano de otros espacios hermanos: el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB) y el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa). A la par de apoyarse en la asociación civil Amigos del IAGO y del CFMAB.

“Soy el que más ha aprendido de esta biblioteca. A partir de que tienes que hacer una biblioteca, consultas catálogos de libros, buscas lo nuevo que está saliendo y lees todo. El primer beneficiado de esta biblioteca soy yo. En la biblioteca del IAGO hay libros que hubiera deseado tener cuando empezaba en el arte”, es parte de las palabras que de Francisco Toledo recoge una publicación del IAGO.

En esa misma, el equipo del IAGO, bajo la dirección de Hazam Jara, señala que el instituto “cumple 32 años de ser un espacio plural, diverso y con el interés de abrir un diálogo entre las expresiones artísticas nacionales e internacionales y el público oaxaqueño”.

Además de la sede principal del IAGO, ubicada sobre la calle Macedonio Alcalá (en la capital oaxaqueña), cuenta con otra biblioteca sobre avenida Benito Juárez. En este segundo sitio convive con la Fonoteca Eduardo Mata, fundada también por Toledo, así como con el acervo de lo que fuera el cineclub El Pochote, impulsado por el autor que lo mismo se interesó por la gráfica, la fotografía, la cerámica, la música y abanderó causas sociales ligadas a la preservación y protección del patrimonio natural y cultural de Oaxaca.


 

Relacionadas: