Exsecretario de la CTM decide no declarar, otra vez | Policiaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Policiaca

Exsecretario de la CTM decide no declarar, otra vez

Tras escuchar las actuaciones en su contra, ambos indiciados acompañados de su defensa, dijeron reservarse su derecho a declarar para hacerlo con posterioridad

Exsecretario de la CTM decide no declarar, otra vez | El Imparcial de Oaxaca

Ante personal actuante del Juzgado Cuarto Penal, el exsecretario de Finanzas de la CTM, Marco Antonio Sánchez Cruz y Moisés, mejor conocido como El Mara o El Mano de Cangrejo, se reservaron su derecho a declarar por su probable responsabilidad en la comisión del delito de homicidio calificado con premeditación, ventaja y traición en agravio del joven Raúl.

Durante la diligencia, tras escuchar las actuaciones en su contra, ambos indiciados acompañados de su defensa, dijeron reservarse su derecho a declarar para hacerlo con posterioridad.
Asimismo, solicitaron la ampliación del término constitucional por otras 72 horas, esto con la finalidad de aportar pruebas a su favor.

En el expediente penal número 90/2017, se establece que, el 18 de febrero de 2015, en el interior de las oficinas que ocupara las instalaciones de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), en Santiaguito Etla, supuestamente Moisés agredió a Raúl con una arma cortocontundente (machete), lo que le causó múltiples lesiones en diferentes partes del cuerpo.

Asimismo, el líder de la CTM, Marco Antonio, le causó una lesión a la víctima con proyectil de arma de fuego y un tercer implicado, le provocó lesiones a Raúl con un (machete) y le mutiló el dedo pulgar de la mano izquierda, posteriormente le realizó dos disparos por arma de fuego.

Posteriormente, los presuntos implicados arrojaron el cadáver en el paraje La Mesa, de la colonia Tierra y Libertad de Santiago Suchilquitongo, Etla.

Durante las indagatorias se estableció que el occiso, habría llegado a las oficinas de la CTM por medio de engaños, pues supuestamente le ofrecerían trabajo.

Se dijo que, en ese lapso, para impedir que se retirara del lugar, le invitaron varias cervezas y después, bajo amenazas lo retuvieron por la fuerza en las oficinas de la CTM. Finalmente lo asesinaron.

En la averiguación previa se estableció que Raúl, de 20 años de edad, quien era presunto integrante de la banda Cholos 13, conocido como El Bombero, recibió tres balazos y 15 machetazos.

Asimismo, que ese 18 de febrero, Raúl junto con su hermano, fueron contratados para trabajar en una obra, por parte de líderes de la Confederación de Trabajadores de México.

Según la versión del hermano, ellos arribaron a las oficinas de la CTM en Santiaguito, Etla, pero les dijeron que: “ya no había trabajo”.

Sin embargo, les pagaron su día y les dieron 200 pesos.

Se estableció que esa noche del miércoles ingirieron bebidas embriagantes en Santiaguito, Etla, pero sólo su hermano se fue a su domicilio y Raúl se quedó en el lugar.

Debido a las indagatorias y por testimoniales, el agente del Ministerio Público solicitó las respectivas órdenes de aprehensión.

Fue el pasado miércoles 10 de enero cuando el líder de la CTM, Marco Antonio y su guarura, Moisés fueron notificados al interior de la Penitenciaría Central del estado de la orden de aprehensión por homicidio con las agravantes de premeditación, alevosía y ventaja.

Relacionadas: