Urbaneros de Oaxaca laboran en camiones chatarra 17 horas al día |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Urbaneros de Oaxaca laboran en camiones chatarra 17 horas al día

En la ciudad de Oaxaca, los operadores son sometidos a largas jornadas laborales, sin capacitación y derechos laborales dignos

Urbaneros de Oaxaca laboran en camiones chatarra 17 horas al día | El Imparcial de Oaxaca

Pese a las malas condiciones en que operan los camiones del transporte urbano en la Zona Metropolitana de Oaxaca (ZMO), los operadores son sometidos a largas jornadas laborales, sin capacitación y derechos laborales dignos.

Los urbaneros que tienen la responsabilidad de trasladar diariamente a miles de usuarios del transporte público, inician sus jornadas a partir de las 5:00 horas de la mañana y concluyen hasta las 22:00 horas.

La cuenta a entregar varía de acuerdo a las rutas que se les destina y van desde los 3 mil pesos en una ruta con mucha afluencia de usuarios, hasta de 1,800 donde existe una mayor competencia, independientemente de los 1,900 pesos que tienen que destinar la el combustible del camión.

En el transporte suburbano la situación es la misma, los conductores entregan entre 1,200 a 1,500 pesos como cuenta diaria, así también se destina entre 1,700 a 1,800 pesos en combustible.

La mayoría de los camiones que utilizan aparentan estar en buenas condiciones, pero su antigüedad oscila entre los 14 hasta los 17 años, violando totalmente las normas de la Ley de Transporte.

De salario, a pesar de laborar de 16 a 17 horas diarias, apenas quedan libres alrededor de 400 pesos diarios, pero en caso de no entregar la cuenta que exigen los concesionarios que controlan el pulpo camionero, los conductores se van con las manos vacías.

Para burlar a las autoridades de la Secretaría de Vialidad (Semovi), los concesionarios suelen enviar los pocos camiones de modelo reciente para sus revisiones físicas mecánicas, ya sea con fechas programadas o en las rutas donde se llevan a cabo los operativos para evitar que los supervisores detecten las chatarras.

Lo mismo ocurre con los operadores, en fechas que se llevan a cabo las capacitaciones se envían a personas que no están frente al volante para evitar que los camiones dejen de generarles a los patrones las jugosas ganancias.

Con la finalidad de evitar protestas para exigir sus derechos laborales como ocurrió recientemente en la ciudad de Oaxaca, los conductores que se contratan suelen ser recomendados por los mismos concesionarios.

En algunas empresas, el único beneficio que alcanzan los conductores es el Seguro Social, pero sin goce vacacional y peor aún, se ven obligados a trabajar los 7 días de la semana.

 

Relacionadas: