Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca

Los altos índices de inseguridad, la falta de pavimentación, alumbrado público y la escasa vigilancia policiaca hacen que en esta zona de la ciudad los vecinos vivan inseguros

  • Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca
  • Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca
  • Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca
  • Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca
  • Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca
  • Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca
  • Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca
  • Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca
  • Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca
  • Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca
  • Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca
  • Se elevan índices de inseguridad en la capital de Oaxaca

Ante los elevados índices de delincuencia que se han presentado en las últimas semanas, vecinos de la colonia Reforma exigieron a las autoridades municipales redoblar las medidas de seguridad, atender el servicio de alumbrado público y podar arboles cuyas ramas obstaculizan el paso de los peatones.

Debido a que las calles primera y segunda de Acacias y Belisario Domínguez esquina con Gardenias se han convertido en “boca de lobo”, los vecinos han solicitado el apoyo de la administración municipal para cambiar las luminarias, que desde hace mucho se encuentran fundidas.

Vecinos del lugar también han pedido se refuercen las medidas de vigilancia por parte de la Policía Municipal debido a que los robos de autopartes se han multiplicado con los últimos días, sin que nadie haya intervenido para frenar la delincuencia.

La señora Josefina explicó que debido a que cuando llega la noche la inseguridad se apodera de esas calles, es muy complicado salir, pues la luz de los focos de sus fachadas es muy tenue para inhibir la presencia de la delincuencia.

“Realmente vivimos en medio de la inseguridad porque ni luz ni vigilancia de la Policía. Los vecinos nos hemos tenido que organizar y comprar silbatos para poder auxiliarnos entre nosotros mismos”, indicó.

Dijo que se necesita contar con la voluntad y la disposición de las autoridades para atender estos problemas que se han convertido en un serio reclamo de los vecinos, así como la poda de algunos árboles cuyas ramas prácticamente impiden el paso de los peatones por las banquetas.

Así como la presencia de cuadrillas de limpia para recoger la basura que se ha acumulado y evitar que en esta temporada de lluvias se vayan a las alcantarillas y las tapen, con el riesgo de que se presenten encharcamientos o inundaciones.

 

Exigen alumbrado y pavimentación

Vecinos del Fraccionamiento del ISSSTE y Mártires de Río Blanco confiaron que las autoridades municipales atiendan sus demandas de seguridad, alumbrado público y repavimentación de calles, mismas que se encuentran en pésimas condiciones.

Los vecinos también pidieron la construcción de un muro de contención para proteger la integridad física de los infantes y trabajadores que asisten al Jardín de Niños José Vasconcelos, pues a pesar de insistentes peticiones los han ignorado.

Además pidieron emprender el saneamiento del arroyo Blanco para evitar encharcamientos en la zona debido a la actual temporada de lluvias y prevenir cualquier siniestro que se pueda presentar.

Luis Robles admitió que el mayor clamor es la seguridad en ese fraccionamiento, debido a que es paso de muchas personas, la delincuencia ha aumentado, lo que ha obligado a los vecinos a organizarse y tratar ese enfrentarlos.

Debido a que la situación se ha complicado por la falta de alumbrado público, y a pesar de las constantes denuncias, solo en algunas ocasiones se llega a ver patrullas por la zona.

“Hay casos de personas de edad avanzada que han sido asaltadas y golpeadas por personas alcoholizadas o drogados que aprovechan la falta de alumbrado para cometer sus delitos. Por eso se pide que las autoridades volteen a atendernos pues ya no se puede caminar con total seguridad”.

Vecina de la calle Félix Romero, doña Luisa dijo que desde hace mucho no hay vigilancia policiaca, hay poco alumbrado público y esto es aprovechado por quienes se dedican a asaltar.

“Por eso se recomienda que si van a salir a la calle salgan acompañados, pues lo mismo se exponen a la delincuencia en las mañanas que en la tarde, pero sobre todo más en las noches”.

Al igual que en otras agencias y colonias, los vecinos se han organizado para combatir a la delincuencia hay a través de lonas colocadas en seis calles advierten que vigilan y actuarán en contra de todos ellos, pues hay comités por andador o por zonas para una mejor organización, apuntó.

Margarita Aldeco Reyes, presidenta del Comvive, aseguró que los vecinos de esa zona están en la mejor disposición de colaborar con el Gobierno Municipal para que de manera coordinada se establezcan acciones en beneficio de las familias.

Se ha planteado al propio presidente municipal, Oswaldo García Jarquín las demandas para atender la repavimentación de las calles, la seguridad y el alumbrado. Así como mejorar los servicios de recolección de basura, agua potable, entre otros.

En la colonia Mártires de Río Blanco, las demandas y exigencias no son diferentes, ya que también exigen redoblar las medias de seguridad y atender la rehabilitación de las calles que al paso del tiempo y del transporte pesado han deteriorado la carpeta asfáltica.

Ángela Cecilia Cruz Montes, presidenta del Comité de Vida Vecinal (Comvive), ha encabezado los planteamientos de los vecinos por aumentar la presencia policial para resguardar la seguridad de los habitantes y atender las luminarias que se encuentran sin funcionar.

Padres y madres de familia del Jardín de Niños José Vasconcelos solicitaron la construcción de un muro de contención para proteger la integridad física de los niños y trabajadores que asisten al centro escolar.

Don Eusebio llamó la atención de las autoridades para regularizar los asentamientos existentes, sobre todo de quienes habitan casas que se han construido cerca del río, pues poco a poco se han apoderado de las laderas y han llenado de basura de todo tipo.

 

En el olvido la colonia Volcanes

dad, la falta de alumbrado público, calles en mal estado, alrededor de seis mil vecinos de la colonia Volcanes se organizan calle por calle para atender sus necesidades.

Reclaman la presencia de las autoridades municipales para atender los reclamos de vigilancia policial debido a que la delincuencia se sigue presentando cotidianamente, urge la repavimentación de la mayoría de las calles y atender servicios públicos como la recolección de basura y alumbrado público.

Se quejan de que carecen de un mínimo abasto de agua potable, y deben de organizarse para enfrentar a los delincuentes que lo mismo roban a los comercios establecidos que a los transeúntes.

“Esto nos ha obligado a organizarnos para enfrentar a la delincuencia, con la colocación de mantas donde advertiremos a los rateros que estamos vigilando. Tenemos silbatos y nos apoyamos nosotros mismos porque la presencia de la Policía es nula”, expresó Catalina Vásquez.

La vecina de la calle Zempoaltépetl, recordó que hace algunos meses hubo robos a una óptica y una tienda sin que hasta el momento se haya detenido a los responsables, lo cual ha provocado el descontento de los vecinos porque a pesar de pertenecer al municipio de Oaxaca de Juárez no son atendidos.

“El gran problema es que son cada vez más grandes las necesidades y no se atienden. Las calles están en mal estado y en esta temporada de lluvias se hacen más grandes los hoyos”, apuntó
Don Jacobo, vecino de la calle Popocatépetl, recordó que el año pasado se llevó a cabo la pavimentación de algunas vialidades, pero se necesita que atiendan toda la colonia porque el deterioro de todas ellas es muy severo.

“En la Popocatépetl que es de las transitadas pasan muchos camiones pesados y esto ha ocasionado que constantemente aparezcan baches. Todas las calles están en las mismas condiciones, pues también hace falta alumbrado y seguridad”.

Debido al abandono en que se encuentran, los vecinos colocan focos afuera de sus casas o tapan los hoyos con piedras y tierra, y ante la inseguridad se organizan entre ellos mismos para defenderse.

La situación se ha complicado por la presencia de mototaxis que proliferan por la colonia, por el gran número de camiones que circulan sino que nadie ponga orden y los taxistas que ocupan que se estacionan y provocan caos vehicular.

Al margen de exigir ordenamiento vial y obras de pavimentación en varias calles, como en Zempoaltépetl, Soconusco, Iztacihuatl, Mesa de Anahuác, Cofre de Perote, Pico de Orizaba, deploraron que no haya atención por parte de la Policía Vial en las escuelas de la zona, ya que padres y madres de familia se arriesgan cuando van a dejar a sus hijos a las instituciones.

“No hay vigilancia, no hay topes o reductores que permitan un paso seguro, pues los camiones representan un serio peligro para la seguridad de los vecinos”, expresó Alvaro García.

Lamentó que se encuentren en el olvido, pues a pesar de que han solicitado mayor presencia de la Policía no lo han logrado, lo que ha ocasionado que en muchas casas se instalen cercas electrificadas y otras más con concertina para impedir el ingreso de los delincuentes.

Los vecinos de la colonia que colinda con el Infonavit, con Donají, con Dolores y con San Felipe del Agua, coincidieron que existen terrenos baldíos que son ocupados por jóvenes a quienes se observa ingiriendo bebidas alcohólicas o con drogas, zonas donde se evita pasar para no tener problemas.

Expusieron qué hay calles que desde hace más de 20 años no reciben atención, por ello esperan que la actual administración atiendan sus reclamos y necesidades no solo de seguridad, alumbrado público, recolección de basura, agua potable, también en la creación de espacios de esparcimiento para niñas, niños y jóvenes para que se alejen de la delincuencia.

 

Relacionadas: