Medicina privada en Oaxaca, un lujo muy costoso |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Medicina privada en Oaxaca, un lujo muy costoso

Por carecer de instituciones públicas de salud de calidad, algunos oaxaqueños acuden al servicio particular.

  • Medicina privada en Oaxaca, un lujo muy costoso
  • Medicina privada en Oaxaca, un lujo muy costoso
  • Medicina privada en Oaxaca, un lujo muy costoso
  • Medicina privada en Oaxaca, un lujo muy costoso
  • Medicina privada en Oaxaca, un lujo muy costoso

CUÁNTO GANAN

9 a 12

Mil pesos quincenales es el sueldo de un especialista.

7 a 10

Mil pesos quincenales gana un médico general.

70 %

De los especialistas ejercen en la zona urbana.

CARENCIA DE MÉDICOS

150

En los SSO.

90

En el ISSSTE.

LA INVERSIÓN

12

Años le toma a un médico prepararse en estudios para ejercer.

700

Y hasta mil pesos cuesta una consulta en el sector privado.

Acudir con un médico especialista podría resultar impagable debido a los altos costos, sin embargo, los oaxaqueños no tienen otra opción al carecer de instituciones públicas de salud que cuenten con el personal

Enfermarse de gravedad cuesta caro en Oaxaca. El déficit de médicos especialistas incrementa los costos de sus servicios y prácticamente se vuelve un lujo para quien padece alguna enfermedad. Se estima que una persona tiene que pagar por consulta médica entre 7 y 10 salarios mínimos.

El señor Pedro Juárez, proveniente del distrito de Etla, remató sus bienes, además de que hizo uso de sus ahorros para acudir a un neurocirujano por un derrame cerebral que tuvo hace un año.

Don Pedro recordó que cuando perdió el conocimiento, sus familiares trataron de ingresarlo al Hospital Civil, no obstante, el tiempo de espera y el trato, les hizo cambiar el rumbo y optar por la medicina particular.

El tratamiento y la intervención quirúrgica rebasó los 50 mil pesos, para cubrir el monto tuvo que vender sus becerros y tomó del dinero de sus hijas que le daban a guardar para atenderse.

En la ciudad de Oaxaca y en algunas regiones –donde existe la atención especializada- la consulta va de 500 a mil pesos, dependiendo del tipo de padecimiento, y entre ellos, los más usuales son: ginecología, pediatría, traumatología, reumatología y neurología.

De acuerdo con datos mundiales, a nivel nacional, México se encuentra por debajo de los indicadores de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que indica 176 médicos especialistas por cada cien mil habitantes.

El censo del INEGI 2011 daba cuenta de que había 157 por cada cien mil y de acuerdo al “Estudio diagnóstico del derecho a la salud 2018” del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) había un especialista por cada dos mil 222 habitantes.

Situación que sitúa a la entidad en el penúltimo lugar respecto a esta relación, siendo la Ciudad de México donde se concentra el mayor número de especialistas.

Tan solo en los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) hay una carencia de 240 médicos especialistas, 150 y 90, respectivamente.
Los motivos: la reprobación del examen de admisión al internado y los bajos salarios.

Subrogan sus servicios y sacan su quincena en cuatro días

Aunque el salario quincenal promedio de un especialista va de los ocho a los 12 mil pesos, los médicos especialistas desdeñan la contratación en los Servicios de Salud de Oaxaca y optan por laborar en clínicas particulares o el servicio subrrogado.

En el Hospital de la Niñez Oaxaqueña (HNO) los cien médicos que ahí laboran son insuficientes y no cubren todas las áreas, dejando vacía la atención pediátrica en neurología, neurocirugía y oftalmología.

Los especialistas de los últimos tres casos rechazaron un contrato formal con la dependencia y mantienen sus servicios externos cobrando entre 800 y mil pesos por remisión.

De acuerdo con fuentes internas del nosocomio, los galenos que trabajan en el sector privado llegan a obtener en 4 o 5 de trabajo días el salario de un mes de trabajo.

“Es por eso, que prefieren estar en el ámbito privado”, dijo una fuente.

Y esto redunda en que, los hospitales de mayor atención como el Dr. Aurelio Valdivieso, registra un déficit de 20 especialistas en áreas torales como en neotalogía, neurología, nefrología pediátrica, e infectología.

También hacen falta anestesiólogos y especialistas en otras áreas. Recalcaron que hay personal, pero es insuficiente.

En el caso del Hospital de Especialidades, también carecen de especialistas para la neurocirugía, cirugía vascular, la cirugía de corazón, neumología, neurólogos y hematólogos, por mencionar a algunos.

Este panorama es similar en hospitales del ISSSTE o del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Reconocen déficit; se lo atribuyen a ingresos míseros

Cinthia es cardióloga pediatra y junto con su esposo un oncólogo pediatra decidieron migrar a Monterrey porque el salario que les ofrecieron alcanza los 15 mil pesos a la quincena y en Oaxaca, lo mucho que les ofrecieron fue cobrar 20 mil o menos al mes.

En Oaxaca, de acuerdo con el director de Servicios Médicos de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Érick Azamar, existe un déficit de médicos especialistas cuya afectación es a la comunidad indígena, alejada y marginada porque los espacios médicos no tienen este servicio.

Dijo que la limitante para cubrir los espacios no radica en la falta de recursos, si no en cubrir las claves para la contratación, ya que, para el profesional no es atractivo el trasladarse a una comunidad alejada.

Por eso, se mantiene el descobijo de este personal en comunidades como Temascal, Pinotepa Nacional, Chalcatongo, por solo hacer mención de algunos puntos.

En este sentido coincide el delegado del ISSSTE, Edwin Gasga Pérez quien ubicó en la falta de recursos humanos, también el faltante.

“En general el número especialistas es insuficiente para atender las necesidades de la población, de manera general, el estado prepara a gente para ramas troncales, como medicina interna, pediatría, ginecología y anestesiología que no alcanza a solventar la demanda”, dijo, por su lado, el director médico del Hospital Regional de Alta Especialidad del Estado de Oaxaca (HRAEO), Eduardo Revilla Rodríguez.

El experimentado galeno aseguró que el estado todavía no tiene la capacidad para ofertarlos, y se depende de los egresados de los centros médicos nacionales. “Por eso, sí hay deficiencia en la formación”, indicó.

Para el director de la faculta de Medicina y Cirugía de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO)

Luis Manuel Sánchez Navarro, también hay una enorme necesidad en geriatras, porque en Oaxaca y a nivel país la situación poblacional está cambiando.

Incentivar a médicos especialistas y nivelar salarios

Salustia González González, la directora de la carrera de Medicina de la Universidad Regional del Sureste (URSE), consideró que es necesario el incentivar de forma económica a los especialistas para que se acepten ofrecer sus servicios en comunidades alejadas.

La falta de inversión en el área pública provoca que la medicina privada sea cara.

El director de Medicina de la UABJO externó que se deben de asumir modelos como Nuevo León, Monterrey y la Ciudad de México que da mejores sueldos a quienes se van a la zona rural.

Pocos aprueban el examen

Sánchez Navarro dijo que tanto en el sector educativo privado como de la facultad de Medicina de la UABJO, apenas un 20 por ciento de los estudiantes aprueban el examen para cursar una especialidad.

Aseguró que también al competir por la especialización los espacios son reducidos, ya que, según datos oficiales del 2016 compitieron 38 mil 77 médicos generales para obtener 7 mil 805 plazas disponibles de especialidad en toda la república.

“También tendrá que rediseñarse el examen nacional para aspirantes en residencias médicas, donde no solamente es el aspecto cognitivo, si no, también el de habilidades y destrezas, actitudes, competencias”, añadió.

La facultad que dirige tiene 84 especialistas laborando en el Hospital Civil que comprende las cuatro ramas troncales: medicina interna, ginecobstetricia, cirugía y pediatría, asimismo hay anestesiólogos, traumatólogos y ortopedistas.

El médico aseguró que la UABJO oferta maestrías y doctorados en ciencias médicas, bioexperimentales, biológicas, en ciencias forenses, psicología forense y un programa de posgrado de calidad reconocido por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Los directores de ambas instituciones observaron que la formación de los profesionales es responsabilidad de los gobiernos federal, estatal y de las universidades para que inviertan y se enfoquen en este tema para crear condiciones a favor de la gente que lo necesita.

Es costosa una especialidad

Virgilio Velásquez Pérez, especialistas en cirugía general, laparoscopia y trasplante renal, cursó su carrera durante 7 años en la UABJO, posteriormente, realizó adiestramientos en la ciudad de México y finalmente culminó en la subespecialidad de trasplante renal en la ciudad de Monterrey.

El médico labora en el Instituto Mexicano del Seguro Social y tiene un consultorio en la colonia Reforma. Asegura que invirtió dinero para contar con un equipo acorde a las necesidades de la población.

El profesional, habla sobre la difícil situación que enfrentan sus compañeros al irse a las comunidades alejadas, por eso, optan por la ciudad y obtener algunos beneficios.

“Se puede decir que es costosa la preparación porque se le debe invertir tiempo real a la carrera”, declaró.

Velásquez Pérez dedicó 12 años para tener las acreditaciones necesarias; 5 de carrera médica, 4 de especialidad y uno de subespecialidad, y en ese lapso de lo único que gozó fue de becas que fueron de los 300, 700 y aumentó hasta 3 mil 500 , cuando ya era médico residente.

Después al querer incursionar en el sector privado gastó sus ahorros.

“La medicina especializada es costosa para todos. La inversión que se tiene que hacer como empresario, porque al ser médico te conviertes en una persona que tiene que comparar equipo sofisticado, desde un aparato pequeño o complejo”.

Y para eso, se llegan a endeudar fuertemente a fin de dar a la gente las herramientas necesarias para el diagnóstico.

Consideró que un paciente opta por la medicina privada porque se le da un mejor trato, el espacio es más cómodo y tiene apego a sus familiares.

Mencionó que la falta de infraestructura pública provoca esta situación al igual que la necesidad de ser atendidos a la brevedad y no esperar largo tiempo.

 

Relacionadas: