En medio de la pobreza comunidades indígenas cultivan enervantes
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

En medio de la pobreza comunidades indígenas cultivan enervantes

Sin importar cuantos plantíos de mariguana o amapola haya en una comunidad, los ingresos para los campesinos siguen siendo raquíticos, mientras que las grandes organizaciones criminales se llevan la mejor tajada

  • En medio de la pobreza comunidades indígenas cultivan enervantes
  • En medio de la pobreza comunidades indígenas cultivan enervantes
  • En medio de la pobreza comunidades indígenas cultivan enervantes
  • En medio de la pobreza comunidades indígenas cultivan enervantes
  • En medio de la pobreza comunidades indígenas cultivan enervantes
  • En medio de la pobreza comunidades indígenas cultivan enervantes

La posible legalización del uso de enervantes como la mariguana y la amapola, tendría que considerar a las comunidades indígenas que se encuentran en las más lejanas montañas del estado de Oaxaca, donde los grupos de la delincuencia organizada se aprovechan de la pobreza que padecen los ciudadanos para emplearlos como jornaleros.

En algunas regiones donde la producción de los enervantes es baja como en la Mixteca y Cañada, el crimen organizado apenas llega a pagar 50 pesos por día a los humildes campesinos, en tanto en las zonas de mayor producción como en la Sierra Sur, Sierra Norte y parte de los Valles Centrales, el salario aumenta entre los 80 hasta 100 pesos.

“Los grupos criminales se aprovechan de la pobreza que padece la gente, se les da un salario como jornaleros para que trabajen, los campesinos son los encargados de sembrar, cuidar y cosechar, esta actividad que solo beneficia a los grandes grupos criminales”, señala el General de Brigada, Diplomado del Estado Mayor, Martín Terrones Calvario, Comandante de la 28 Zona Militar.

En un recorrido realizado por la Sierra Norte, entre las localidades de Llano Laguna y Loma Linda, los elementos castrenses localizaron una de las plantaciones más grandes en lo que va de este 2018.

En una zona boscosa de la región Mixe, localizaron más de 10 mil 400 metros cuadrados de plantaciones de mariguana, en el que también descubrieron dos secaderos con un aproximado de 150 kilos de esta planta en greña.

Para llegar hasta el fondo de las montañas, los elementos de la 23 Compañía de Infantería de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), con sede en Huajuapan de León, al mando del Teniente Coronel de Infantería, Diplomado del Estado Mayor, Juan Alejandro González Sánchez, recorrieron caminos de terracería y veredas, desde que iniciaron sus operaciones hace más de 21 días en esta zona.

En estos trayectos se pueden observar las condiciones en que viven los ciudadanos, la mayoría con viviendas de madera, adobe y láminas, donde el sello del fenómeno de la pobreza es evidente en todos los rincones.

En algunas viviendas, aún se pueden observar propagandas de algunos políticos que en algún momento llegaron a realizar actos proselitistas, pero jamás cumplieron con sus palabras dejando a su suerte a los indígenas.

“Aquí es donde se puede observar que estas actividades solo benefician a los grandes grupos criminales, si beneficiara a las comunidades, se vería en la comunidad”, reitera del General Terrones.

 

Entre las hortalizas

Para tratar de burlar los operativos, los campesinos utilizan otros cultivos como el maíz y la calabaza para ocultar las plantas de la mariguana y amapola, los elementos castrenses exponen que en las zonas con clima frío normalmente se cultiva la amapola, mientras que en climas húmedos y cálidos la mariguana.

“Estas actividades forman parte del Programa de Erradicación de Plantíos de Enervantes, con esto buscamos evitar que la droga lleguen a dañar principalmente a los niños y jóvenes, para que crezcan en un ambiente sano y no caigan en las drogas, o en las redes de las organizaciones criminales”, destaca del General.

Dijo que con estas acciones también se afecta la base financiera de las organizaciones criminales para evitar que puedan adquirir armas, y con ello el aumento de la violencia.

 

Uso de drones

Con la finalidad de abarcar más espacios, los soldados se apoyan en aparatos de última tecnología como mini-drones que sobrevuelan las zonas montañosas de mayor incidencia en la siembra de enervantes.

“Es un equipo muy útil y eficiente, una vez que se localiza un plantío se envía el dron en las inmediaciones para ubicar otros plantíos, nos ayuda con fotografías aéreas y si se ubican más plantas, el personal se desplaza con mucha mayor seguridad”, refiere el General, Martín Terrones Calvario, Comandante de la 28 Zona Militar.

 

Legalización de los enervantes

Para el General, el debate sobre la legalización o no de los enervantes tiene que realizarse con expertos en diversas materias. “En mi opinión particular es cuestión de otros niveles, en caso de que se legalice el tiempo dará la razón si hay mayores ventajas o desventajas. Hasta ahora no se puede determinar si con ello se evitará la violencia”.

Datos relevantes

Según datos de los mandos militares, la producción de enervantes que se realiza en el estado de Oaxaca, normalmente se distribuye en el mercado local.

En estas operaciones los elementos de la Sedena laboran de manera coordinada con las autoridades municipales, esto con la finalidad de respetar sus usos y costumbres y los derechos humanos de la población.

En lo que va de este 2018, las tres zonas militares que comprende la Octava Región Militar, tanto la 28 Zona de Ixcotel, la 44 de Miahuatlán y la 46 de Ciudad Ixtepec, han destruido un total de 32 mil 111 plantíos de enervantes en todo el estado; 16 mil 833 plantíos de mariguana y 15 mil 278 de amapola.

En el mercado negro, una grapa de cristal que corresponde a menos de medio gramo, cuesta entre 40 y 50 pesos, y un gramo entre 100 a 150. El kilo de mariguana se vende en el mercado local entre los 10 mil a 15 mil pesos, mientras la goma de opio entre 15 mil a 20 mil pesos.

De los operativos que se han realizado en la entidad en este 2018, solamente los elementos de la 28 Zona Militar, han logrado destruir un gran número de plantíos de enervantes, equivalente a los 15 millones de pesos.

 

 

Relacionadas: