Tiraderos clandestinos, problemática ambiental en Oaxaca | La Capital
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

La Capital

Tiraderos clandestinos, problemática ambiental en Oaxaca

Vecinos del fraccionamiento Las Campanas denuncian la insalubridad de la zona

  • Tiraderos clandestinos, problemática ambiental en Oaxaca
  • Tiraderos clandestinos, problemática ambiental en Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Vecinos del fraccionamiento Las Campanas denunciaron la insalubridad que se registra en la zona, debido a que gran cantidad de personas utilizan esa zona como tiradero de basura a cielo abierto, por lo que demandan la pronta intervención de las autoridades, con el objetivo de evitar enfermedades.

En un recorrido sobre las Riberas del Río Atoyac a la altura del referido asentamiento humano, ubicado en las inmediaciones de la agencia municipal de San Juan Chapultepec, se pudo establecer que en ambos lados de la carretera existen acumulamientos de basura.

Desde varios metros de distancias se perciben pestilentes olores que generan los desechos, por lo que los vecinos temen que se puedan generar enfermedades respiratorias, así como de la vista y la piel.

Personas que tienen su domicilio cerca de la zona, comentaron que ante la falta de vigilancia, la gente al pasar por el lugar desde sus vehículos de motor arroja desechos de todo tipo.

Los entrevistados indicaron que esta situación se va a seguir dando, hasta que las autoridades hagan algo por evitarlo; sin embargo, parece que no es así, porque la basura cada día más se acumula en el lugar.

Cabe señalar que este problema también de puede observar sobre el bordo del Río Salado a la altura del municipio de San Antonio de la Cal, la gente aprovecha la nula vigilancia para deshacerse de su basura.

Ciudadanos entrevistados en el lugar dijeron que el acumulamiento de basura en este lugar tiene ya varios días, por lo que los pestilentes olores se pueden percibir desde varios metros de distancia.

Sin embargo, hasta el momento ninguna autoridad estatal o municipal se ha abocado a tratar de solucionar el problema que afecta a decenas de alumnos que asisten a recibir sus clases a un colegio particular.

Relacionadas: