Caos vial pone en riesgo a conductores y peatones de Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Caos vial pone en riesgo a conductores y peatones de Oaxaca

La situación se podría complicar por el próximo regreso a clase, advierten capitalinos que piden la intervención de las autoridades

  • Caos vial pone en riesgo a conductores y peatones de Oaxaca
  • Caos vial pone en riesgo a conductores y peatones de Oaxaca
  • Caos vial pone en riesgo a conductores y peatones de Oaxaca
  • Caos vial pone en riesgo a conductores y peatones de Oaxaca
  • Caos vial pone en riesgo a conductores y peatones de Oaxaca
  • Caos vial pone en riesgo a conductores y peatones de Oaxaca

El desorden vial que se registra sobre la Avenida Eduardo Mata y el Periférico, durante las “horas pico”, ocasiona un grave riesgo para usuarios del servicio público de pasaje, así como a los peatones, situación que se puede complicar con el reinicio de clases este próximo lunes, coincidieron ciudadanos.

El Periférico Sur a la altura de la Colonia Miguel Alemán a todas horas del día registra una gran cantidad de automóviles de alquiler del servicio foráneo, así como locales y autobuses, sin que nadie se los impida, sobre el mismo arroyo vehicular, suben o bajan a los usuarios con el riesgo de que sean atropellados.

Denunciaron ciudadanos que los choferes que circulan sobre la Avenida Eduardo Mata, a la altura de conocida tienda departamental, no respetan las leyes de tránsito, aceleran sus autos, tocan el claxon de manera insistente para llamar al pasaje, se arrancan intempestivamente”.

“Cuando hay clases, en estos lugares se registran dobles y terceras filas, muchos padres de familia llevan a sus hijos y en sus espaldas cargan sus mochilas, incluso muchas personas con capacidades diferentes se trasladan de un lado a otro, lo que representa un grave riesgo, dijeron ciudadanos.

“DE ESTO VIVIMOS CHOFERES”

Esteban, quien maneja un auto de alquiler de sitio de una comunidad cercana a Santa María El Tule, expresó que la gente se queja; no obstante, para ellos en muy difícil realizar su trabajo, debido a que nadie respeta los señalamientos, “cada quien lo hace en donde puede”.

Los autobuses se estacionan “chuecos”, en ocasiones nos quedamos atrapados en medio de ellos, todos queremos pasar al mismo tiempo, algunos choferes hasta se enojan y hasta te mientan la madre; sin embargo, de esto vivimos y tenemos que trabajar, reiteró el conductor.

“Muchos respetamos los lugares en donde se puede bajar y subir a los usuarios, pero llegan otros y se estacionan en dos o tres filas, y no te dejan salir, se pierde tiempo y, en ocasiones, la gente se baja de tu auto y se va con los que ya tienen dos o tres pasajeros”, explicó.

“NO SE RESPETA A PEATONES”

“Los conductores no respetan esta situación, por lo que se pone en un serio peligro la vida de las personas que tienen la necesidad de caminar por esa zona, ya que se encuentra en un riesgo latente de sufrir un accidente”, precisó doña María, quien atiende un negocio cerca de la plaza comercial.

Los mismos conductores de los taxis y de los autobuses ocasionan el intenso caos vial en este lugar, suben y bajan su pasaje en cualquier lugar, no importa que se encuentren estacionados a medio Periférico, “les vale madre, no les importa ocasionar un accidente”, agregó la ciudadana.

El problema generado por la falta de cultura vial crece todos los días; además se complica por la gran cantidad de vehículos que circulan en la ciudad, aunado a la falta de respuesta de las autoridades, “todos estamos obligados a extremar medidas de prevención, para no sufrir un accidente”, dijo Gilberto Castellanos.

“Hasta el momento no se ha visto que las autoridades municipales encargadas de la validad hagan algo por atender el problema, en la zona los taxis, así como los autobuses no respetan los señalamientos, existe una total falta de respeto a los peatones”, comentó el vecino de la Colonia Miguel Alemán.

RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

En un recorrido se pudo establecer que hombres y mujeres de todas las edades, muchas de ellas acompañadas por menores de edad, suben y bajan de los autobuses y los autos de alquiler para dirigirse a sus diferentes destinos, situación que se puede complicar con el reinicio de clases, dijeron varios capitalinos.

El comerciante Hugo Ambrosio abundó que cuando cruza uno los cuatro carriles del Periférico, es necesario voltear a todos lados y ver la cara de los conductores, muchos de los cuales se atraviesan para ganar el pasaje, porque de repente aceleran el motor y se puede suscitar un accidente.

“Yo creo que la situación pone de manifiesto la falta de responsabilidad de los mismos conductores y peatones, porque algunas personas no se dan cuenta del peligro en que se encuentran y corren cuando cruzan la carretera por donde circulan una gran cantidad de autos y camiones”, acotó.

HACE FALTA CULTURA VIAL

La circulación de autobuses del servicio urbano y sub urbano, así como de autos de alquiler del servicio foráneo y local, aunado a la falta de agentes de vialidad ponen en riesgo a una gran cantidad de transeúntes y discapacitados que atraviesan el Periférico a la altura de la Colonia Miguel Alemán, opinaron diversos ciudadanos.

En este lugar es común ver cuando las personas bajan o suben de las unidades aun cuando en la zona se encuentra prohibido realizar este tipo de maniobras, lo más grave es que en medio de los autos y camiones estacionados momentáneamente atraviesan de un lado a otro la citada arteria vial, aseveró Marcial Ordaz.

Otras personas entrevistadas al azar coincidieron que esta situación se podría resolver haciendo conciencia con la población en general, así como con los mismos conductores sobre la cultura vial; sin embargo, hasta el momento ninguna autoridad estatal o municipal se ha preocupado por ello.

Carlos de la Rosa citó que es conveniente que la población en general conozca y aplique el Reglamento de Tránsito para estar protegido en la vía pública; sin embargo, ni los mismos conductores de vehículos conocen esta situación, “a diario casi todas las personas se juegan la vida al cruzar las calles”, concluyó.