Funerarias buitres del sufrimiento |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Especiales

Funerarias buitres del sufrimiento

Creando una cadena de complicidad y abuso, así operan conocidas funerarias al interior y a las afueras de las instituciones médicas, para generar mayores ganancias sin importar el dolor y las carencias económicas de quien acaba de perder a un ser querido.

  • Funerarias buitres del sufrimiento
  • Funerarias buitres del sufrimiento
  • Funerarias buitres del sufrimiento
  • Funerarias buitres del sufrimiento
  • Funerarias buitres del sufrimiento
  • Funerarias buitres del sufrimiento

Como buitres en los hospitales públicos de la entidad, trabajadores de diferentes funerarias hacen presencia desde temprana hora en los principales accesos, en acecho de la “presa” que ignora haber sido identificada minutos u horas antes desde el interior del inmueble.

De escasos recursos, decenas de personas que lamentan el fallecimiento de algún familiar son objeto de la “caza” que emprenden funerarias en complicidad con trabajadores de los mismos nocosomios.

Las funerarias no solo han logrado vínculos con personal del servicio de emergencia del 911, quienes les proporcionan datos de los casos donde hay fallecidos, sino también ofrecen comisiones al personal de hospitales como el Civil, de la Niñez Oaxaqueña y el de Especialidades, a cambio de acercarlos a nuevos clientes.

Hace apenas dos años, en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca (HRAEO), directivos dieron de baja a un guardia de seguridad, luego de detectar que éste informaba a determinada funeraria sobre el fallecimiento de un paciente y proporcionaba datos de los familiares.

Por este caso, el nosocomio ubicado en San Bartolo Coyotepec endureció las medidas de seguridad, pero aún se detectan trabajadores de las funerarias en acecho, fuera de las instalaciones.

 

Al acecho del dolor

La misma situación presentan los hospitales de la Niñez Oaxaqueña y el General Dr. Aurelio Valdivieso, donde los “halcones”, como suelen llamarle algunos médicos y enfermeras, están pendientes de aquellos que perdieron a sus seres queridos.

Apenas este miércoles, surgió un nuevo caso de complicidad entre funerarias y personal de instituciones de salud con la muerte de un paciente en el Hospital Dr. Aurelio Valdivieso, donde dos guardias de seguridad fueron acusadas de imponer a los deudos la contratación de conocida funeraria de la ciudad.

Crismilda Reyes, una de las afectadas con este “negocio particular”, explicó que personal de seguridad del nosocomio la obligaron a contratar el servicio de una funeraria, luego de que su padre muriera después de una intervención quirúrgica.

Señaló que durante los días que estuvo internado su padre, ella durmió en la calle y buscaba donde asearse. Cuando regresaba al Hospital civil para permanecer con su papá, quien estaba internado, vivía un calvario por el trato déspota e inhumano del que era objeto por dos mujeres de seguridad privada.

Al fallecer su papá, relató la denunciante, las guardias de seguridad “se comportaron groseras” y le indicaron que ante un fallecimiento en el Hospital Civil, se tendría que acudir con determinada funeraria, supuestamente autorizada por las autoridades.

En caso de pedir el servicio de otra funeraria, debían atenerse a los problemas, ya que la documentación y entrega del cuerpo no sería nada fácil, debido a que ya se tenía convenio con el señalado negocio.

La mujer afectada explicó que ante esta imposición, donde se le aseguraba solo un pago de 4 mil 500 pesos, tuvo que pagar al final casi 30 mil, en medio del dolor por el fallecimiento de su padre.

La denunciante acusó a dos mujeres de conocida empresa privada de seguridad y contratadas en el Hospital Civil, de abusar de su cargo para obligar a personas de condición humilde a contratar un servicio funerario en particular.

 

Autoridades endurecen seguridad

Desde enero de este año, directivos del Hospital General Dr. Aurelio Valdivieso detectaron irregularidades en la entrega de los cadáveres, porque había documentos elaborados por las funerarias que usaban escudos y logotipos del Gobierno del estado y la Secretaría de Salud.

“Las funerarias no están autorizadas para elaborar ese tipo de documentos. Por esta razón, convocamos a los servicios funerarios para evitar que se continuara con este tipo de actos”, explicó Alfonso Echeverría Ramírez, subdirector de fortalecimiento y apoyo asistencial del Hospital Civil.

Como parte de las investigaciones de los directivos, se advirtieron algunos vínculos, no probados, entre personal de la institución y algunas funerarias.

“Se dio la indicación tanto al área de vigilancia como a trabajo social, que únicamente se permitirá la entrada del personal de agencias funerarias, cuando el familiar ya hubiera realizado los trámites respectivos del certificado de defunción”, señaló.

Entre otras irregularidades detectadas, los directivos del nosocomio encontraron que las agencias funerarias participaban en la gestoría de la entrega de certificados de defunción, cuando no les corresponde.

“Para nosotros es difícil el poder tener controladas a las agencias porque muchas de las personas, efectivamente, trabajan en los accesos, afuera del hospital, esperando que ocurra alguna defunción para ofertar sus servicios”, reconoció.

Aunque han exhortado al personal del nosocomio de no ser cómplices de las funerarias, porque muchas ofertan servicios a determinado costo, pero que aumentan durante el proceso, Echeverría Ramírez reconoció que esta situación es difícil controlarla.

Así también, algunas de estas empresas tienen acceso a fotografías de los familiares de pacientes fallecidos, para ser abordados en el exterior y ofertarles los servicios, una vez que salgan.

Ante esta situación, Echeverría Ramírez señaló que el personal que mantengan vínculos con las funerarias, siempre y cuando se compruebe y haya una denuncia formal, podría ser despedido del nosocomio.

“Pero difícilmente hay denuncias porque el familiar no se percata de esa complicidad”, señaló el entrevistado, al reconocer que en el fallecimiento de un paciente, durante el proceso de entrega del cadáver, intervienen y se enteran muchas personas, lo cual dificulta conocer quiénes son los vínculos con las funerarias.

 

Anuncian colocación de servicio de funeraria institucional del DIF

Por estos casos, el Sistema DIF Oaxaca tuvo pláticas hace poco con directivos del Hospital Civil, de la Niñez Oaxaqueña y el de Especialidades, para la colocación de módulos para la oferta del servicio funerario institucional, a fin de que los familiares de los pacientes no sean objeto de la competencia de las funerarias privadas.

Con estos módulos que serán colocados no solo para familiares de los pacientes de los hospitales, sino para el público en general, se busca acabar con la actuación de algunas empresas funerarias, que generan alianzas en perjuicio de la economía de los que menos tienen.