A un año del desastre en el Istmo , aún viven bajo lonas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

A un año del desastre en el Istmo , aún viven bajo lonas

Muchas familias damnificadas de Juchitán singuen padeciendo de un futuro incierto luego de que el terremoto del 7 de septiembre de 2017 destruyera sus patrimonios

  • A un año del desastre en el Istmo , aún viven bajo lonas
  • A un año del desastre en el Istmo , aún viven bajo lonas
  • A un año del desastre en el Istmo , aún viven bajo lonas
  • A un año del desastre en el Istmo , aún viven bajo lonas
  • A un año del desastre en el Istmo , aún viven bajo lonas
  • A un año del desastre en el Istmo , aún viven bajo lonas
  • A un año del desastre en el Istmo , aún viven bajo lonas

El pasado 7 de septiembre del 2017, la vida para los habitantes de la región del Istmo dio un giro total, del que hasta el momento no han podido recuperarse, pues debido al terremoto de magnitud 8.2 que sacudió a la zona muchas familias perdieron su patrimonio con el colapso sus viviendas y muchas aún no logran recuperar su hogar.

De acuerdo al Servicio Sismológico Nacional (SSN), el día jueves 7 de septiembre de 2017, se reportó un sismo con magnitud 8.2 localizado en el Golfo de Tehuantepec, a 133 km al suroeste de Pijijiapan, Chiapas.

El sismo ocurrido a las 23:49:17 horas fue sentido en el sur y centro del país, afectando a los estados de Chiapas y Oaxaca, causando graves daños a los municipios de la zona del Istmo, en donde se tuvieron graves damos en mercados, iglesias, casas y comercios.
A un año de esta tragedia hay mucha gente que sigue viviendo bajo lonas y en casas de campaña debido a múltiples situaciones, tal es el caso del señor Martín Sánchez Salinas, que junto con su familia ha tenido que vivir bajo lonas y aún no logran reconstruir su casa pese a haber recibido el apoyo del Fonden.

Y es que Sedatu no permitió que se registraran las dos casas que destruyo el sismo y en donde vivía con su familia, por lo que de lo que a él le tocó, tuvo que compartirlo con su hijo para tratar de reconstruir, sin embargo, a la fecha no han podido terminar y la construcción se encuentra en obra negra.

“Se cayó todo, se cayeron las dos casas y nos quedamos sin nada, en la sombra más que nada, ya después es que hice esta construcción de lona para resguardar a la familia, estamos esperando qué dice Dios, porque sigue el temblor y no sabemos qué vaya a pasar”, indicó al narrar cómo ha venido sobreviviendo en las casas de campaña que le donaron.

“Llegaron unos amigos y nos regalaron una casita de lona, aquí somos bastante y pues aquí nos acomodamos, pero tuve que poner estas lonas para hacer la cocina, aquí comemos y aquí dormimos, ahí están los catres”, comentó.

Explicó que recibieron las tarjetas de apoyo, pero como eran dos casas, no quisieron regístralas, “no quisieron que yo pusiera las dos casas y tuve que darle a mi hijo una parte y yo recibí la otra, son dos casas, una se cayó allá y esta de aquí, pero no nos alcanzó apenas estamos contrayendo una, no alcanzó con lo que el gobierno nos apoyó, tuvimos que poner de nuestro dinero, pero aún no se termina, faltan las ventanas, la puerta, repellarla”.

“Mientras va avanzando el tiempo, los materiales van subiendo, no porque nos pasó esta desgracia las empresas nos hubieran dado un pecio justo, al contrario, se están aprovechando y le van subiendo el precio de los materiales, por eso no nos alcanzó y todavía no se ha terminado, nada más la altura y el colado, pero falta lo demás”, detalló.

Mencionó que mientras tanto buscan resguardarse de la lluvia, “Aquí nos quedamos, vivo con dos hijos, mis dos nueras, 7 nietos y su esposa, “Qué le vamos a hacer, mientras no termines de repellar una casa para poder pasarnos, aquí tendremos que estar”, dijo don Martín Sánchez Salinas de oficio campesino.

Comentó que uno de sus hijos con los que vive es carpintero y el otro empleado, aunque tiene otro que es profesionista, pero vive aparte con su familia, “ahí vamos buscando la manera de vivir, hay que ir a trabajar, yo soy campesino, tengo 65 años y que tengo buscar la manera de vivir”.

“Pensamos qué tenemos que hacer la lucha para terminar la casa, pero no sabemos cómo, no sabemos qué va a pasar, los comentarios de la gente es que va a llegar el año y va a volver a suceder otro temblor, eso estamos preocupados, porque sigue temblando, estamos preocupados”.

Así como don Martín Sánchez Salinas, muchas familias viven en la misma situación, basta con caminar en las calles y callejones de la séptima sección, para comprobar que muchos ciudadanos siguen viviendo bajo lonas, abandonados a su suerte por las autoridades, viven en los patios en casas de campaña, pues aún no logran reconstruir sus viviendas.

Este 7 de septiembre se cumplirá un año de la tragedia y las cosas en Juchitán, como en muchos municipios más, no son tan halagadoras y pese a que los gobiernos, municipal, estatal y federal se empeñan en decir que las cosas van bien y que ya se ayudó, la verdad es que hace falta mucho por hacer y la reconstrucción podría tardar muchos años más.

Permanecen cerrados 20 templos católicos por sismos en Oaxaca

De los 160 templos que sufrieron daños graves a causa de los sismos de septiembre pasado, aún permanecen cerrados 20 de la Arquidiócesis de #Oaxaca debido a un largo proceso de restauración llevado a cabo por el Instituto Nacional de Antropología e Historia Más información en: https://bit.ly/2oKEjqA

Posted by El Imparcial de Oaxaca on Wednesday, September 5, 2018

 

 

 

Relacionadas: