El origen de la risa |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Columna

El origen de la risa

La risa tiene muchos beneficios para el cuerpo y la mente: hace que te olvides de miedos y preocupaciones, pero ¿cuál es su origen?

  • El origen de la risa
  • El origen de la risa
  • El origen de la risa
  • El origen de la risa
  • El origen de la risa
  • El origen de la risa

¿Cuándo fue la última vez que reíste mucho? ¿Puedes recordar porqué lo hiciste y con quién estabas? ¿Fue a causa de un chiste o porque alguien te hizo cosquillas?

La risa es la acción que haces con tu boca, al estirar tus labios y curvearlos un poco hacia arriba, cada que estas alegre o algo se te hizo muy chistoso. Es un movimiento involuntario; es decir, que algo lo provocó y tú ni siquiera planeabas hacerlo. A veces muestras tu risa ensenando hasta los dientes y otras, haciendo un ruido muy divertido. Sin embargo, resulta que la boca no es la única parte de tu cuerpo que participa cuando te ríes, también intervienen otras partes muy pequeñas que están escondidas en la cara y en el cerebro.

¡Cuando ríes se mueven alrededor de 400 músculos!

Con cada carcajada, en tu rostro y cuerpo ocurren muchos movimientos. Se activan tu nariz, orejas, ojos, garganta, abdomen. ¿Has visto cómo se estiran tus ojos como haciéndose pequeñitos? o, ¿cómo se abren ligeramente los orificios de tu nariz? También las cejas se mueven y tus mejillas suben un poco. Tu corazón bombea más rápido y los pulmones reciben más aire, ya que al carcajearte se agita tu respiración; incluso hasta te pueden escurrir algunas lágrimas de tanta alegría y el estómago te puede doler, ya que los músculos abdominales intervienen en esta actividad.

¿Qué pasa en tu cerebro cuando te ríes?

Hay unas sustancias químicas que el cerebro produce cuando realizamos diferentes actividades, como hacer ejercicio, aprender algo nuevo o reír. Éstas se llaman neurotransmisores, hay muchos tipos y cada una tiene distintas funciones que se activan después de reírte, entre ellas se encuentran:

– Endorfinas. Te ayudan a sentirte de mejor ánimo y más calmado, te dan la sensación de felicidad.
– Serotonina. También te hace sentir feliz, además te ayuda a controlar el estrés y elimina la tristeza.
– Dopamina. Se libera en menor cantidad, pero es muy importante porque se encarga de ayudarte en el aprendizaje, la memoria y la coordinación de movimientos, entre otras tareas.
– Adrenalina. Es la sustancia que se encarga de hacerte sentir con mucha energía y que quieras hacer muchas cosas.

Reír tiene beneficios

Hace que te olvides de miedos y preocupaciones, te relaja, te ayuda a pensar en cosas positivas y lo más importante, ¡te divierte mucho! Por eso es importante que rías varias veces al día y que identifiques qué cosas o experiencias te hacen reír para que las frecuentes y siempre disfrutes de momentos muy alegres.

TERAPIA DE RISA

Por último, la risa es tan buena para el cuerpo que hasta existe la risoterapia, una técnica que mejora tu estado físico y psicológico a través de ésta y en la que un grupo de personas realizan diferentes dinámicas y juegos para que todos liberen desde una sonrisa hasta muchas carcajadas contagiosas.

 

Relacionadas: