Azúcar, la entrada del Food Art Week a Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Azúcar, la entrada del Food Art Week a Oaxaca

Este viernes, abren una exposición en torno al endulzante y sus implicaciones políticas, sociales, de salud o ligadas a la diversidad sexual

  • Azúcar, la entrada del  Food Art Week a Oaxaca
  • Azúcar, la entrada del  Food Art Week a Oaxaca

Lo que comemos afecta no sólo a nuestro cuerpo, sino al planeta. Mónica Martínez Guerrero, directora del festival Food Art Week, y Daniela Granados, curadora, hablan sobre esto para introducirse en parte de la reflexión que plantean en la exposición Azúcar. El endulzante es el eje de la muestra que junto con la galería Quetzalli comparte el festival gastronómico y artístico en la ciudad y que a su vez marca su entrada a Oaxaca, en donde se desarrollará una edición del festival en los últimos meses de 2020.

¿Qué hay más allá de la dulzura o de las afectaciones a la salud con las que se ha satanizado al azúcar? Directora y curadora platican sobre este y otros endulzantes o alimentos que del campo a la mesa traen temas sociales, de salud o, en casos muy particulares, ecos de la violencia vivida en un entorno de homofobia. Y para ello comparten sus observaciones en torno a las piezas creadas por una veintena de autores, mexicanos y extranjeros que generaron las obras para la edición de 2018 del festival.

En la parte mexicana, los artistas son: Estrella Errante, Greer Prester, Guga Murrieta, Imanol Castro, Jaguart Merlin, Josué Morales, Julian van Hoogstraten, Madara Tropa, Marco Velasco, Sabino Guisu, Víctor Morales e Yvonne Venegas.

De países de Latinoamérica o de Europa, comparten su trabajo: Alfons Koller, Carolina Grillet, Catalina Sour Vásquez, Domenico Pugliese, Iara Guedes, Joe Kake, Malou Torres y Uli Westphal.

La muestra es muy similar a la de 2018, pues sólo algunos artistas tuvieron que rehacer las instalaciones. Además de que ahora el montaje es distinto, en tanto el espacio permitió una disposición distinta, más apegada a una galería.

“Me interesó mucho ver la cuestión del artista extranjero y del artista mexicano, las diferentes cosmovisiones que se generan dependiendo del país en que se producen las piezas. Por ejemplo, desde los países europeos, hay una creación tendiente a la industrialización y en los mexicanos hay una producción más arraigada a la cultura, que incluso llega a ser una cuestión espiritual en lo material”, relata Daniela Granados.

Ejemplo de estas miradas son las que observa en una serie de piezas inclinadas a la publicidad, en la que se observan los dulces y el azúcar como venenos. En tanto, el mexicano Marco Velasco propone una reflexión a partir de una instalación con tintes políticos. En ella se muestra una lata de refresco de cola creada con recortes de periódicos sobre crímenes. “Hay una relación completamente política y crítica sobre la sociedad de consumo. Los extranjeros traen una cuestión más comercial”.

Y así como estas piezas hay otra en la que lo dulce del azúcar o de la miel están ligados a la violencia vivida por un integrante de la comunidad queer o transexual, pero que ahora lo toma como una herramienta para “sanar” esa experiencia y empoderarse.

Food Art Week, Azúcar 2020, reúne las piezas de veinte artistas que reflexionan sobre las relaciones sociales, espirituales y corporales con el azúcar. Además de plantear, a través de sus miradas u obras, las implicaciones ambientales de un producto que afecta a países con economías diversas. Para ello recurren a la fotografía, la instalación y la gráfica.

Fundado por la artista, activista y chef Tainá Guedes, el festival Food Art Week inició en 2015 en Berlín, Alemania, y luego se replicó en ciudades de Europa y luego en México. A este país llega en 2018, a través de Movimiento de Imaginación para la Reconstrucción Social (MIRS). Con una programación temática, comprendió una exhibición artística en su sede principal, el Museo Numismático Nacional, de Casa de Moneda, en Ciudad de México. Esta muestra es la que se presenta ahora en la ciudad de Oaxaca, en la bodega de la galería Quetzalli, Centro Histórico.