Este es el libro que todos deberían de leer para entender qué es el feminismo |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Arte y Cultura

Este es el libro que todos deberían de leer para entender qué es el feminismo

A partir de reflexiones sencillas y muchas veces cargadas de humor, la escritora hace un profundo ensayo sobre las razones que la llevaron a asumirse como feminista

Este es el libro que todos deberían de leer para entender qué es el feminismo | El Imparcial de Oaxaca

Si a ti te ha pasado que cuando vas a un restaurante acompañada de un hombre, la cuenta se la entreguen siempre a él (aunque tú la hayas pedido o tú vayas a pagar), este libro te hará sentir identificada.

En Todos deberíamos ser feministas, la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie hace una reflexión sobre lo que es el feminismo y lo que implica ser feminista. Habla de esos pequeños momentos que parecieran ser insignificantes, pero que nos indignan, nos enojan o nos hacen sentir invisibles.

todos-deberiamos-ser-feministas-chimamanda-ngozi-adichie

A partir de reflexiones sencillas y muchas veces cargadas de humor, la escritora hace un profundo ensayo sobre las razones que la llevaron a asumirse como feminista.

El libro retoma una charla que la escritora dio en un coloquio en 2012, y que aborda de una manera muy acertada lo que ella entiende por feminismo y la razón por la que todos deberíamos asumirnos como parte este movimiento.

Es un ensayo conmovedor que nos hará sentir identificadas como mujeres y que logrará que muchos hombres sientan mayor empatía y entendimiento por lo que significa ser feminista.

Chimamanda relata la primera vez que uno de sus amigos más cercanos la llamó feminista y la ocasión en la que un periodista le aconsejó que no se denominara feminista, pues “las feministas son mujeres infelices porque no pueden encontrar esposo”.

La autora intenta quitar del concepto las cargas y lecturas negativas que con frecuencia rodean a la palabra y habla de por qué ella puede asumirse como feminista sin dejar de usar labial, zapatos de tacón o disfrutar salir con hombres.

En cierto momento, la escritora reflexiona sobre un recuerdo de su infancia, en el que su maestra hizo un examen para elegir al “jefe de clase”. Y a pesar de que ella fue quien obtuvo la calificación más alta, la profesora le hizo saber que el cargo debía ser para un niño.

Un momento que podría haber resultado trivial para su profesora, es recordado por la escritora por la manera en que como niña se dio cuenta de las diferencias de oportunidades para los hombres y las mujeres.

La autora nigeriana habla de la manera en que muchos hombres (e incluso algunas mujeres) no notan lo diferente que pueden ser las cosas para un hombre y una mujer.

También analiza la manera en que la “masculinidad” se convierte en una jaula para los hombres en la que, desde pequeños, no les permitimos a los niños varones tener miedo, ser débiles o vulnerables. Y les hacemos creer que está mal demostrar sus sentimientos.

Reflexiona también sobre una premisa hecho de la keniana Premio Nobel de la Paz, Wangari Maathai, quien decía “Cuanto más se asciende, menos mujeres hay”, en un intento por hacer visible la falta de mujeres en posiciones altas, en puestos de mando y poder, tanto en las empresas como en el gobierno.

Pero también nos recuerda que está en las manos de todos nosotros cambiarlo, en la forma en la que educamos a nuestros hijos e hijas; y en cómo visibilizamos esas pequeñas actitudes para revertirlas y cambiarlas.

Es un libro tan ameno como conmovedor, que nos permite acercarnos a una visión del feminismo muy clara y a la que es imposible no sumarnos.

Aquí puedes ver el video de la charla original:

 

 

Relacionadas: