Video: Advierten sobre peligros de fabricar bombas caseras de oxígeno | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Viral

Video: Advierten sobre peligros de fabricar bombas caseras de oxígeno

Las bombas caseras “son un engaño” porque no contienen la cantidad de oxígeno suficiente que requiere un paciente infectado


Video: Advierten sobre peligros de fabricar bombas caseras de oxígeno | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

El secretario de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos de Puebla, Gustavo Ariza Salvatori, advirtió sobre los peligros de fabricar bombas u oxigenadores caseros como una alternativa para quienes no tienen los recursos para adquirir un tanque de oxígeno.

Durante la conferencia de prensa diaria sobre el informe de Covid-19, Ariza Salvatori señaló que dichas bombas “son un engaño” pues solo recolectan el mismo aire que respiramos, el cual contiene 21% de oxígeno puro, por lo que sí éste se utiliza en un paciente enfermo “no aporta nada de oxígeno suplementario, es totalmente un engaño”.

El experto mencionó que los pacientes infectados de Covid-19 requieren entre el 40% y 60% de oxígeno, el cual sirve como componente que debe llegar de maneral natural a los pacientes que necesitan oxigenar sus alveolos para hacer un cambio gaseoso en la sangre y disminuir la inflamación de los mismos en los pulmones.

“Esos videos que están subiendo a redes para fabricar bombas de oxigeno que no lo hagan, les estamos retrasando el tiempo a los pacientes para que reciban el gas medicinal”, explicó.

Lo anterior luego de que en redes sociales se difundiera un video de cómo hacer generadores de oxígenos caseros. Sin embargo, estos instrumentos carecen de filtros que ayuden a purificar el oxígenos y pueden ser dañinos para la salud o simplemente no cumplen con la misma función que un tanque.

Los oxigenadores caseros se han vuelto una alternativa para algunas familias que, ante los abusos de algunos vendedores de tanques de oxígeno medicinal, se ven en la necesidad de opciones menos costosas, detalló el sitio Publimetro.

Las últimas semanas ciudadanos con pacientes enfermos han denunciado el aumento en los costos de compra y recarga de oxígeno hasta en un 300 %, ya que en promedio los tanques tienen un costo de entre 600 y 12 mil 500 pesos, mientras que las recargas son de 200 y 800 pesos.

Para ayudar a los ciudadanos, el Ayuntamiento de Puebla anunció el pasado 19 de enero que apoyará a los ciudadanos que tengan a un familiar enfermo de Covid-19 en casa con recargas de oxígeno hasta por tres mil 500 pesos.

Asimismo, anunció el apoyo para gastos funerarios. Estos apoyos tendrán una inversión de un millón 750 mil 146 pesos.

Concentradores de oxígeno, otra alternativa para pacientes con Covid-19

Los concentradores de oxígeno son otros de los dispositivos que familiares de enfermos de Covid-19 han optado por comprar o rentar, desafortunadamente, algunos especialistas han advertido que los que se comercializan son los que conforme aumenta el flujo de oxígeno va bajando la pureza del mismo, siendo de uso cosmético y no médico.

De tal manera, estos no son seguros para tratar la hipoxia ocasionada por el virus, lo cuál pone en riesgo la vida de los pacientes.

Es por ello que la Cofepris ha optado por vigilar y regular la comercialización de estos equipos, que se ofertan principalmente en Internet, pues las personas que los venden en su mayoría no están capacitadas para asesorar a los pacientes, no ofrecen garantía y además los venden a sobreprecios.

Desafortunadamente, estas no han sido las únicas alternativas falsas que se venden en el mercado para hacer frente al Covid-19. En julio, comenzaron a difundirse imágenes e información del dióxido de cloro como una “cura” contra el coronavirus, por lo que asociaciones advirtieron que, entre los peligros, la dosis recomendada por quienes lo promueven implica tomar tres mil veces más la cantidad usada para potabilizar el agua, por lo que de consumirlo sería nocivo para una persona.


 

Relacionadas: