¿Por qué mi Wi-Fi está lento y cómo puedo mejorar su velocidad?
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Tecnología

¿Por qué mi Wi-Fi está lento y cómo puedo mejorar su velocidad?

¿Ya te desesperó que tu internet esté lento? te compartimos algunas razones que lo pueden estar ocasionando y sus posibles soluciones.


¿Por qué mi Wi-Fi está lento y cómo puedo mejorar su velocidad? | El Imparcial de Oaxaca
La red Wi-Fi desempeña día con día un papel fundamental en nuestras actividades cotidianas, además de que se dene considerar que ha habido incremento importante del “home office”, sobre todo desde que inició la pandemia, lo que ha hecho sumamente esencial que contemos con una buena conexión inalámbrica para poder acceder sin problema al Internet desde la comodidad de nuestro hogar. Desafortunadamente, y por una variedad de razones, nuestros dispositivos no siempre gozan de buena conexión.

ESET, compañía especializada en la detección proactiva de amenazas, comparte varios factores por las que tenemos una mala conexión a Internet, además nos comparte las soluciones que podemos implementar para mejorar el rendimiento de nuestro Wi-Fi. El paso número uno es averiguar la velocidad publicada por el ISP que ofrece el servicio de telefonía, y luego verificarlo con un test de velocidad.

Muchas veces los usuarios no saben que pueden solicitarle a su proveedor el cambio de router por uno más actual que use todos sus megas de navegación. FOTO: Adobe Stock
Muchas veces los usuarios no saben que pueden solicitarle a su proveedor el cambio de router por uno más actual que use todos sus megas de navegación. FOTO: Adobe Stock

Si observas que la diferencia entre ambos números es significativa, es momento de analizar la razón. Ejemplo, contrataste un servicio de 200 megas de navegación pero solo se registran 50 megas. Algunas de las principales causas de una baja velocidad de Internet en Wi-Fi según ESET, son:

  • Posición del router

    • Puede estar demasiado lejos del dispositivo o bloqueado por obstáculos físicos, lo que significa que las señales inalámbricas no se transmiten adecuadamente. Esta es probablemente la causa más común de un mal funcionamiento de Wi-Fi.
  • Antigüedad y estado del router

    • Es posible que el dispositivo necesite una actualización y/o esté ejecutando un firmware o soporte lógico inalterable obsoleto, que también podría afectar el rendimiento.
  • Número de dispositivos

    • La red hogareña puede estar sobrecargada por la gran cantidad de dispositivos que intentan conectarse al mismo tiempo.
  • Aplicaciones que consumen mucho ancho de banda

    • Si alguno de estos dispositivos está ejecutando aplicaciones que consumen mucho ancho de banda, como el software de videojuegos, habrá menos para el resto del hogar, lo que resultará en latencia. Esto significa la suma de retardos temporales dentro de una red.
  • Canales y bandas de frecuencia Wi-Fi

    • Las señales inalámbricas funcionan en diferentes canales y bandas de frecuencia.
    • Si, por ejemplo, los vecinos están sintonizados en el mismo canal, es posible que se haya excedido la capacidad del área.
    • Si el router no lo hace automáticamente, se puede intentar cambiar para reducir la interferencia de la señal. La banda de frecuencia de 5 GHz ofrece más canales Wi-Fi para elegir que el espectro de 2,4 GHz.
    • La cobertura puede ser mejor con el primero, pero la velocidad será mejor en el último espectro.
  • Limitación del ISP

    • Algunos proveedores de servicios pueden restringir las velocidades de Internet de los clientes si exceden el uso de datos o si hay una congestión excesiva en la red.
  • Ladrones de Wi-Fi

    • No solo pueden ser vecinos la causa de una baja velocidades de Internet en el hogar. A veces, cibercriminales pueden intentar descifrar la contraseña de la red Wi-Fi de la casa para acceder a Internet de forma gratuita.
  • VPN

    • Ayudan a mejorar la privacidad en línea, pero también pueden ralentizar la conexión a Internet, ya que agregan pasos adicionales entre un dispositivo e Internet.
  • Malware

    • Si los dispositivos se han visto comprometidos con un código malicioso, es posible que se estén ejecutando en segundo plano, comunicándose con otras máquinas a través de Internet y utilizando la memoria, y todo esto puede afectar el rendimiento.

Puede que los vecinos se cuelguen de la conexión Wi-Fi debido a la contraseña débil que le ponen. FOTO: Adobe Stock
Puede que los vecinos se cuelguen de la conexión Wi-Fi debido a la contraseña débil que le ponen. FOTO: Adobe Stock

Según ESET, puedes hacer las siguientes acciones para mejorar la lentitud de una red de Wi-Fi. Las recomendadas, son:

  1. Colocar el router en un lugar accesible en el centro de la casa.
  2. Cambiar la banda de frecuencia o canal de Wi-Fi en caso de que el actual esté sobrecargado de conexiones.
  3. Analizar en invertir en una red mesh o de malla para el Wi-Fi que aumente la señal a áreas remotas de la casa.
  4. Reiniciar el router y/o instalar cualquier nueva actualización de firmware disponible.
    • Especialmente esto último es algo que debe hacer de forma regular.
  5. Considerar reemplazar el router actual por uno nuevo.
  6. Considerar cambiar de ISP o actualizar el paquete de banda ancha adquirido.
  7. Verificar cuántos dispositivos se están ejecutando en la red doméstica y desconectar los que no estén en uso.
  8. Desactivar las aplicaciones y tareas que consumen mucho ancho de banda y que pueden estar ejecutándose en segundo plano.
  9. Asegurarse de usar contraseñas seguras y únicas para acceder al administrador del router.
  10. Cambiar la configuración de energía de Windows a “alto rendimiento”.
  11. Si se usa una VPN, considerar actualizar a una versión de VPN más reciente.

“Un malware que se ejecuta de forma encubierta en su PC/dispositivos puede estar monopolizando el ancho de banda y el poder de cómputo de su equipo, degradando el rendimiento. Descubrir cuál es la causa principal de que su Wi-Fi funcione lento puede ser una labor de prueba y error. Pero con una lista de verificación sólida para trabajar, es esperable que su conectividad inalámbrica a Internet pronto vuelva a la normalidad.”, comenta Camilo Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Para minimizar el riesgo de que esto suceda, estas son las recomendaciones:

  • Cambiar la contraseña predeterminada de fábrica para todos los dispositivos.
  • Mantener la contraseña de Wi-Fi larga, fuerte y única.
  • Usar un software de seguridad de un proveedor de confianza para proteger dispositivos y computadoras portátiles.
  • Usar una VPN para conectarse.
  • Mantener los dispositivos, incluido el router, actualizados con el firmware más reciente.
  • Asegurar que el cifrado de red esté activado (idealmente, WPA2 o WPA3).

 

Relacionadas: