25 aniversario: Guerreros llegó para quedarse en tierra oaxaqueña - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Súper Deportivo

25 aniversario: Guerreros llegó para quedarse en tierra oaxaqueña

Los aficionados aún mantienen fresca en memoria el título logrado en 1998 ante Acereros de Monclova


25 aniversario: Guerreros llegó para quedarse en tierra oaxaqueña | El Imparcial de Oaxaca

Pese a los malos resultados de las últimas campañas, Guerreros de Oaxaca se encuentra dentro de los corazones de los aficionados al llamado rey de los deportes, que tuvo su arribo a la Verde Antequera en 1996.

Hasta entonces, la afición al deporte profesional, solo pertenecía al futbol, corría el año de 1995 cuando comenzaron, primero los rumores de la llegada de un equipo profesional a Oaxaca, con el paso del tiempo estos se fueron haciendo más sólidos, hasta darse la información oficial, que se contaría con una novena en la Liga Mexicana de Béisbol.

Fue gracias a un grupo de empresarios, encabezados por Alfredo Harp Helú, apoyados por el gobernador del estado Diodoro Carrasco Altamirano, como hicieron posible la adquisición de la franquicia de Charros de Jalisco, que además de problemas económicos, los resultados no les habían sido favorables.

La llegada del equipo a Oaxaca causó revuelo entre la afición, que se hizo presente en los encuentros de preparación que tuvieron los Guerreros, haciendo una fiesta en cada encuentro donde participaban.

Para ello, se contrató a grandes figuras del béisbol nacional como el histórico de Diablos Rojos Nelson Barrera Romellón, dirigidos por el mánager Alfredo ‘Zurdo’ Ortiz.

Fue dos años después de su llegada a la Liga Mexicana de Beisbol, en 1998 cuando lograron su primer y único campeonato hasta el momento, luego de vencer a los Acereros de Monclova en cuatro encuentros.

Todavía se encuentra grabado en la mente de los aficionados aquel 19 de agosto, cuando se jugaba la novena entrada y la sombra de los extra innings se hacía presente. 

Apareció el bateador zurdo Ramón Esquer, que conectó la pelota de imparable al jardín central y con ello empujó en los spikes de Felipe Durán la carrera de la victoria para darle el esperado primer campeonato a la afición bélica.

La celebración no se hizo esperar, la felicidad invadió a todo el estadio, no se diga en la ciudad de Oaxaca, en autobús recorrieron las calles de la Verde Antequera, hecho que se extendió hasta las primeras horas del siguiente día, incluso quienes laboraban en la sección de deportes de EL IMPARCIAL concluyeron sus actividades a las 5 de la mañana, estando como responsable Raúl Navarro Hernández.

Gracias a ese título creció aún más la afición para la Tropa Zapoteca.

Fue precisamente en el parque “Lic. Eduardo Vasconcelos” donde el “Almirante” Nelson Barrera rompió el récord de carreras impulsadas, el 22 de abril, produciendo la anhelada carrera 1,574 que rompía la marca de “Superman” Héctor Espino.

En 1998 Barrera terminó con un récord de 1639 carreras producidas, para convertirse en el envidiable poseedor del récord de liga.

En lo colectivo Guerreros terminó en tercer puesto de bateo con .287, conectando 1,160 imparables en 4,403 turnos legales al bat.

Un año después del título, Guerreros es designado sede para el Juego de Estrellas de la LMB, noticia que hace que dentro del estadio haya un sinfín de celebraciones, pero para el equipo de casa las cosas no pintaban así, pues los cambios que se tuvieron en los jugadores, tal es el caso de Felipe Durán y Leobardo Moreno quienes en pretemporada fueron fichados por el equipo Veracruzano, recibiendo de cambio al Short Stop, Heriberto García. Otro cambio importante fue el de Darío Pérez quien deja el equipo por mejoras en sus finanzas y se recibe al dominicano Pedro Martínez.

Sobresale dentro de los problemas en la novena oaxaqueña que al empezar la temporada, el relevista de lujo Sixto Báez sufrió una lesión en el segundo encuentro inaugural, tuvo que ser intervenido de la rodilla derecha, situación que lo hizo perder toda la campaña, posteriormente la salida del toletero Sherman Obando, quién muy probablemente hubiera terminado ciñéndose la corona de bateo.

Fue en el año 2000, en la quinta campaña de la tribu, con un Nelson Barrera a punto de romper una nueva marca.

Año donde se contrata a refuerzos extranjeros con experiencia como venezolano Óscar Azocar, que a la postre sería nombrado como el jugador más valioso del torneo. En la Liga Mexicana conquistó ese año el campeonato de más hits conectados, con 185 sencillos concluyendo la campaña como el segundo mejor bateador del circuito.

Fue una temporada donde Nelson Barrera recibió un pelotazo que le fracturó 3 costillas, lesión que lo dejó fuera de actividad por 27 encuentros, los cuales eran muy importantes ya que buscaba romper el récord de Héctor Espino en home runs, al regresar a la acción conectó en 93 juegos la cantidad de 16 “vuela cercas”, poniéndose a 7 de la cifra mágica de 453. Al final la temporada regular habló bien del cuadro oaxaqueño, al concluir en tercer lugar de la Zona Centro y obtener su segundo pase al play off.

Fue el 31 de mayo de 2001 los Guerreros de Oaxaca enfrentaron a los Olmecas de Tabasco, la noche mejor recordada por convertirse en la que Nelson Barrera conectó su home run 454 para romper el récord de home runs de la Liga Mexicana de Beisbol que por 17 años le perteneció a Héctor Espino. 

Un año más tarde en el 2002 clasificarían a los play offs donde barrerían a los Rojos del Águila de Veracruz en la primera ronda para enfrentar a los Tigres en su nueva sede, la ciudad de Puebla, con los que caerían en la final de zona en 7 encuentros.

Fue hasta el 2010 donde los Guerreros regresan a postemporada y enfrentaron una vez más a los Tigres quienes tenían ahora su sede en Quintana Roo. La serie fue a favor de la tribu 4-3 para clasificar a la final de zona en donde se toparían a los Pericos de Puebla con los que caerían en 6 juegos.

Guerreros seguiría clasificando a la postemporada en 2011 donde fueron eliminados de nueva cuenta por los Tigres de Quintana Roo en 6 juegos.

Para el 2012 llegan de nueva cuenta a playoffs pero los Tigres de Quintana Roo se encargaron de eliminarlos en 7 juegos.

En 2013 en donde por tercer año consecutivo se enfrentaron a los Tigres de Quintana Roo quienes los eliminaron en 3 juegos.

En la campaña 2015 fueron eliminados una vez más por los Tigres de Quintana Roo en 7 juegos, los Guerreros llegaron a estar arriba en la serie 2-0, sin embargo fueron barridos en casa y perdieron el último y definitivo juego en Quintana Roo. Los Guerreros se han enfrentado a los Tigres en 11 ocasiones en postemporada de las cuales solamente han podido ganar una serie.

Fue hasta la temporada 2018 que los Guerreros volvieron a una postemporada donde eliminaron a los Bravos de León en el juego de comodín. En la primera ronda de playoffs se midieron ante los Leones de Yucatán a quienes dejaron fuera en 7 juegos. La final de la Zona Sur fue ante los Diablos Rojos del México a quienes vencieron en 6 juegos para llegar a su segunda Serie del Rey en la historia del equipo. Se midieron ante los Sultanes de Monterrey con quienes cayeron en 6 partidos.

Y en la temporada 2019 terminaron en Segundo Lugar de la Zona Sur para enfrentar a los Leones de Yucatán en la primera ronda de playoffs donde fueron eliminados en 5 juegos.

En el presente año a Guerreros de Oaxaca no les alcanzó para estar en playoffs, dando una de sus peores actuaciones de la campaña donde sobresalieron los errores del cuadro.

DATOS

* Guerreros de Oaxaca tuvo su primer partido oficial el día 14 de marzo de la temporada 1996 bajo las órdenes del mánager Alfredo ‘Zurdo’ Ortiz.

* Guerreros han consolidado una trayectoria de más de 25 años, consiguiendo un título de Liga en 1998 y dos campeonatos de zona sur en 1998 y 2018.

* El 31 de mayo de 2001, Nelson Barrera escribió su nombre en los libros de historia de la Liga Mexicana llegando a 454 jonrones de por vida.