Escopolamina, la ‘droga de la violación’: Estos son sus síntomas y riesgos - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Escopolamina, la ‘droga de la violación’: Estos son sus síntomas y riesgos

La droga suele ser incorporada a dulces, perfumes, gaseosas y licores, con el fin de robarle a la víctima o abusar sexualmente de esta


Escopolamina, la ‘droga de la violación’: Estos son sus síntomas y riesgos | El Imparcial de Oaxaca
La escopolamina, burundanga o borrachera es una droga peligrosa porque hace perder el sentido de la realidad a quienes la consumen. (Shutterstock)

En América se ha popularizado una droga utilizada para llevar a cabo ilícitos y cometer abuso sexual: se trata de la escopolamina, también conocida como burundanga y borrachera.

La Asociación Toxicológica de Argentina advierte que es fundamental alertar sobre esta droga que puede ser mezclada en dulces, bebidas alcohólicas repartidas en bares y discotecas, así como en perfumes, que son ofrecidos a la gente en pequeñas muestras o tarjetas de cartón.

¿QUÉ ES LA ESCOPOLAMINA?

La escopolamina es un alcaloide natural que se encuentra como principio activo de plantas pertenecientes al género Datura, “Datura arbórea” o “Brugmansia” (en Colombia se las conoce como “cacao sabanero” “borrachero”) nativas de Sudamérica.

Una investigación de la Facultad de Psicología de la UNAM señala que en la antigüedad se creía que los extractos de ciertas plantas poseían la capacidad mágica de influenciar el estado mental de un individuo. Por ejemplo, los extractos de algunas hierbas y plantas como la Atropabelladona, Mandragora, Datura y Beleño fueron usados en culturas europeas, hindúes y americanas para hacer “pociones mágicas, venenos o hechizo”.

“Después de ser ingeridos los extractos de estas hierbas, la mayoría de los individuos podían perder todo el sentido de la realidad y más tarde no podían recordar que había ocurrido durante el tiempo de intoxicación”.

Esa pérdida del sentido de la realidad sucede cuando una persona ingiere escopolamina.

RIESGOS DE INGERIR ESCOPOLAMINA

El Observatorio Interamericano sobre Drogas (OID) alerta que al consumir escopolamina, la víctima entra en un estado de pasividad llegando a la inconsciencia, que aprovecha el delincuente para robar e inducirle a realizar acciones que pueden lesionarle física, moral o económicamente.

El consumo de esta droga también causa pérdida temporal de memoria, somnolencia y se puede asociar con el sonambulismo ya que la persona drogada no recuerda lo que realmente hizo mientras estaba bajo los efectos del alcaloide.

En dosis muy altas la escopolamina causa:

Convulsiones

Delirio

Depresión severa

Psicosis

Parálisis transitorias dentro del estado de estupor

Muerte

Síntomas tras ingerir escopolamina

El cuadro clínico tras el consumo de escopolamina incluye:

Alteración del sensorio con desorientación

Incoordinación motora

Midriasis (Dilatación de la pupila)

Taquicardia

Visión borrosa

Sequedad bucal

Retención urinaria

Amnesia

USO ILÍCITO DE LA ESCOPOLAMINA

El OID señala que la escopolamina, borrachera o burundanga suele ser incorporada a dulces, gaseosas, licores y perfumes.

“Se administra a víctimas que han consumido previamente bebidas alcohólicas lo cual hace más difícil determinar cuál o cuáles sustancias son las responsables del estado de intoxicación aguda en que llega el paciente al servicio de urgencias”.

DIAGNÓSTICO

Especialistas indican que debe realizase un cuidadoso interrogatorio al paciente o acompañantes que posiblemente ingirieron escopolamina.

Un examen físico minucioso aporta mucho al diagnóstico dado lo florido del cuadro clínico, así como la evaluación de las circunstancias previas a la evaluación del paciente (robo, violación, ingesta de drogas, uso de gotas oftálmicas, etc.).

En los niños es importante precisar si hubo ingesta accidental de “plantas” desconocidas o con fines terapéuticos.

La detección de este alcaloide en el organismo puede ser determinada en sangre, orina y contenido gástrico por lo que se deben tomar muestras al ingreso del paciente antes de administrar otras sustancias para el tratamiento.


 

Relacionadas: