La forma correcta de desinfectar tu cubrebocas N95
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

La forma correcta de desinfectar tu cubrebocas N95

Debes seguir algunos procesos para desinfectarlo de manera correcta y así extender al máximo su vida útil para que te mantengas protegido del Covid-19.

La forma correcta de desinfectar tu cubrebocas N95 | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

En esta nueva normalidad uno de los productos necesarios para hacerle frente a la pandemia es el cubrebocas, y si tienes el modelo N95 sabrás que es reutilizable.

Sin embargo, debes seguir algunos procesos para desinfectarlo de manera correcta y así extender al máximo su vida útil para que te mantengas protegido del COVID-19.

De acuerdo con la Universidad de Harvard hay un método efectivo que te ayudará a desinfectar los cubrebocas N95 del tipo FFP2; solo necesitarás un microondas y algunos materiales caseros.

Esto no solo te ayudará a reducir los desechos, también es una excelente alternativa ya que tu bolsillo se verá beneficiado al tener un método para desinfectar la mascarilla.

Este equipo de protección individual se ha recomendado para los profesionales de la salud, así como a la población vulnerable, con el fin de filtrar el aire inhalado y evitar la entrada de agentes externos.

La recomendación principal es cambiarla al menos cada cuatro horas para garantizar que la N95 funcionará de forma óptima.

Un laboratorio de la Universidad de Harvard dio a conocer que no se debe mojar esta mascarilla, en su lugar se debe someter a un proceso un poco más específico.

¿Cómo desinfectar la mascarilla N95?
Lo primero que debes hacer es colocar agua en un recipiente para microoondas, después cubrirlo con una rejilla de plástico; encima de ella se colocará el cubrebocas con la parte externa hacia abajo.

Debes poner el microondas a la máxima potencia, la cual es de alrededor de 1000 watts por al menos tres minutos.

Este método de desinfección ayudaría a procesar el material de igual forma a como se hace con los biberones para los bebés, pues el vapor hace su trabajo al momento de acabar con los agentes nocivos.

 

Relacionadas: