Sin vocación no hay enfermeras
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Sin vocación no hay enfermeras

Es un ejército de mujeres y hombres que trabajan en esta noble profesión, muchas veces sin las herramientas suficientes para su cometido: salvar vidas

Sin vocación no hay enfermeras | El Imparcial de Oaxaca
La profesión requiere de educación, empeño, desvelos y superación

La profesión requiere de educación, empeño, desvelos y superación, para tratar con las y los pacientes de los diversos hospitales y clínicas de Oaxaca.

Son hombres y mujeres quienes forman parte de esta atención primordial, aunque lo enfrenten con carencias por la falta de inversión en los sistemas de atención, como en los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), pues al personal le hace falta hasta una gasa, un apósito y jeringas en su trabajo diario.

Enfermería está desde el momento que nace una persona y la recibe para las primeras atenciones, así como al morir, el personal de esta área los despide o avisa a los familiares.

En los SSO hay un aproximado de 5 mil 88 enfermeras y enfermeros, sumando un aproximado de 9 mil 258 en todo el sector Salud en la entidad, un número deficiente para la atención que demandan los poco más de 4 millones de oaxaqueños.

La jefa de Enfermería del Hospital Civil, Dolores Sosa Liria, dijo que en este nosocomio hay 608 trabajadores del área, número insuficiente para esta atención, arrastrando el déficit en este personal.

Dolores Sosa Liria, jefa de Enfermería del Hospital Civil.

“La función de nuestra actividad es atender al paciente para apoyarlo, rescatarlo en la recuperación de la salud”, dijo.

Para la jefa de enfermeras, su responsabilidad es la aplicación de los medicamentos, así como la recuperación del paciente.

Este sábado 6 de enero se celebra el Día de la Enfermera y Enfermero en México.

Con sueños de profesora, se enamoró del uniforme blanco y de la cofia

Ella es Miriam Luis Geminiano, tiene el rango de jefa de piso en el Hospital General de Zona Número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social, le faltan 3 años para jubilarse de esta profesión.

Miriam Luis Germiniano declinó ser profesora, y por azares del destino, su camino la desvió a la enfermería.

Ya pasaron 24 años con dos quincenas, de aquella fecha que declinó por ser profesora, y por azares del destino, su camino la desvió a la enfermería.

“Al principio fue un poco difícil porque al principio creía que no tenía vocación, pero cuando ya empecé en el servicio social, me di cuenta que es maravilloso, me enamoré de mi trabajo. No me arrepiento, me siento muy satisfecha; he tenido de todas las experiencias”, aseguró.

Miriam ingresó a este trabajo como muchas lo han hecho, en el nivel técnico, pero no conforme con eso, se superó, se preparó en la rama de intensivista, y después realizó la licenciatura para escalar de nivel.

Sus dos hijos han seguido sus pasos, de enfrentar las situaciones para dedicarse con total vocación a sus actividades y dar lo mejor de ellos.
Entre los recuerdos de Miriam está un hecho muy presente que le ocurrió en 2000, ya 18 años atrás.

“Estaba con mi compañera Paty, en la parada de lo que era la Volkswagen para dirigirme al Hospital cuando un taxista desesperado me estaba haciendo señas. El hombre se acercó con el coche, me pidió abrir la puerta del taxi. Al hacerlo, vi a una embarazada en un charco de meconio porque la señora ya estaba teniendo a su bebé.

“Yo agarré al bebé como pude porque no tenía nada, ayudé en el parto y cuando el niño nació, los trasladé al Hospital en la calzada Héroes de Chapultepec para la atención y valoración”.

La enfermera es divorciada, con esfuerzo enseñó a sus dos hijos los valores del trabajo, así como de la ética en donde quiera que se encuentren.

“Para ser enfermera tienes que ser noble para tratar como tuyos a los hijos de las mujeres que llegan a esta área”.

Enfermería servicio con faltantes en el Hospital Civil

Yolanda Sánchez García, es encargada del área de lactantes en el turno vespertino del Hospital Civil, enfrenta los faltantes de su área, porque de manera constante se quedan sin torundas, sin jeringas, apósitos, entre otros.

Yolanda Sánchez García se dedicó a esta profesión en memoria de una de sus hermanas.

La joven mujer se dedicó a esta profesión en memoria de una de sus hermanas quien estudió esta carrera, pero un accidente automovilístico le arrebató la vida.

La enfermera tiene 38 años, con 23 de servicio, es originaria de Tehuantepec y entró con el nivel técnico. Ya casada estudió la preparatoria y después se especializó en pediatría, terminando su licenciatura.

“Para ser enfermera tienes que ser noble para tratar como tuyos a los hijos de las mujeres que llegan a esta área”, dijo Yolanda, quien vigila constantemente el trabajo de cinco enfermeras.

El sentimiento de tristeza es uno de los que invaden a este personal ante hechos lamentables, pero deben ser fuertes para ser apoyo de las familias.

“Hay muchos problemas cardiacos, nacen bebés con esos problemas”, se entristeció.

Y a esto le sumó el sentimiento de impotencia que enfrentan las personas con la pobreza que les impide tener una atención adecuada.

Actualmente, en su área, tiene múltiples necesidades para el uso de las cinco enfermeras en la atención de 25 pacientes.

“A pesar de las carencias y la sobrecarga de trabajo, amamos nuestro trabajo; si volviera a nacer, elegiría enfermería”, señaló.

Este ejército deja sus problemas en casa para llegar a enfrentar los retos que su profesión requiere.

De acuerdo con la enfermera Miriam del IMSS, la terapia intensiva es una de las áreas difíciles, aunque hay otras atenciones que requieren de total esfuerzo.

“La vocación es de respeto a nuestros pacientes, la responsabilidad, así como ser responsables con ellos y debemos estar al cien con quienes nos necesiten. Tenemos que ser empáticos con las personas”.

“A pesar de las carencias y la sobrecarga de trabajo, amamos nuestro trabajo”.

 

Relacionadas: