Libra la cárcel autoridad de Atzompa, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Libra la cárcel autoridad de Atzompa, Oaxaca

El juez primero penal declaró procedente en audiencia la medida cautelar


Libra la cárcel  autoridad  de Atzompa, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Luego de que la defensa de Alfredo Ricardo Méndez Martínez, síndico de Santa María Atzompa y expolicía Municipal de Oaxaca de Juárez, solicitara la revisión de medida cautelar debido a que es probable responsable del delito de abuso de autoridad y lesiones calificadas con la agravante de ventaja, el juez primero penal declaró procedente en audiencia, dicha medida.

En la misma diligencia, el juez le impuso como medida cautelar, en sustitución de prisión preventiva, la presentación periódica a dicho juzgado cada quince días, así como la exhibición de una garantía, en este caso, 100 mil pesos. Además, se dijo, se le requirió que renunciara al cargo público, esto con la finalidad de que continuara con su proceso penal.

En el expediente penal 53/2017, se establece que, el 21 de mayo de 2013, a las 23:00 horas, los agraviados se encontraban al interior de un domicilio ubicado en la colonia Volcanes, asentamiento situado al norte de la ciudad.

De pronto, los agraviados escucharon un fuerte golpe en el portón, es por ello que Pascual Octavio, salió con la finalidad de ver lo que estaba pasando.

En ese momento se percató que unas personas brincaban el portón, por lo que en ese momento se paró para impedirles el paso y les preguntó “quiénes eran y qué buscaban en su domicilio”.
“Ahora si te cargó la ching…” le contestaron los hombres.

Dijeron las víctimas que escucharon disparos por arma de fuego, asimismo de la parte de afuera empezaron aventarles piedras, por ello, una de ellas piedras le tocó en la cabeza al ofendido, quien resultó seriamente lesionado.

En ese instante, el señor Pascual Octavio se dio cuenta que dichas personas eran policías municipales de la ciudad de Oaxaca, quienes sin ninguna orden de autoridad competente y de manera arbitraria ingresaron.
Además de golpearlo, al agraviado le vendaron los ojos y lo aventaron a la batea de la patrulla, de igual manera, en el trayecto lo golpeaban.

Mientras que a Guadalupe Annel, la tomaron del cabello, la arrastraron, le dieron de patadas, puñetazos y le quitaron un teléfono celular con el cual grababa la agresión contra su papá. Ante tales motivos, ambas personas decidieron denunciar el caso.