Sin identificar a muerto en el río de Etla, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Sin identificar a muerto en el río de Etla, Oaxaca

Falleció a causa de un infarto y tenía más de 15 días de putrefacción cuando fue localizado.


Sin identificar a muerto en  el río de Etla, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Luego de ser hallado sin vida la semana pasada en el río de San Pablo, Etla Oaxaca, un perito médico forense del Instituto de Servicios Periciales dependiente de la Fiscalía General del Estado (FGE) determinó que el occiso murió a causa de un infarto agudo al miocardio.

Trascendió también que el hombre permanece en calidad de no identificado a pesar de que fue sepultado en una fosa común por su grado de putrefacción y por seguridad a la salud; sin embargo, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) y un fiscal local en turno indicaron que esperan el arribo de familiares para continuar la indagatoria.

El 11 de octubre de 2017, pasadas las 13:00 horas, vecinos de San Pablo Etla, caminaban por el paraje conocido como Río Grande, sobre el camino al seminario.

Repentinamente en dicho río percibieron un nauseabundo olor, asimismo se percataron que, a orilla del mismo, se encontraba un cadáver en avanzado estado de putrefacción.

De inmediato los testigos dieron parte a las autoridades municipales, quienes se apersonaron al sitio y al confirmar el hallazgo solicitaron la presencia de personal de la Agencia Estatal de Investigaciones del grupo Etla.

Fue así como los investigadores arribaron al sitio indicado y realizaron la inspección ocular.

Al sitio también acudieron peritos en planimetría, fotografía, criminalística y un perito médico forense del Instituto de Servicios Periciales dependientes de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Un perito criminalista, refirió que el cuerpo presenta al menos 15 días de putrefacción, además de que a simple vista no tenía huellas causadas por instrumento punzo cortante o por impacto de proyectil de arma de fuego, por lo que el occiso de aspecto indigente, pudo haber sido arrastrado por la corriente del río.

Los agentes investigadores se hicieron cargo del levantamiento y su traslado al panteón Municipal de la Villa de Etla.
Del caso un fiscal local en turno dio inicio a un legajo de investigación al respecto.