La muerte de Dayra Selene, otra tragedia para su madre
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

La muerte de Dayra Selene, otra tragedia para su madre

La señora pide ayuda para dar sepultura a su hija quien murió mientras atendía el puesto de comida donde fue asesinado el líder sindical conocido como El Chivo


La muerte de Dayra Selene, otra tragedia para su madre | El Imparcial de Oaxaca
María Angelina y sus hijas se dicen temerosas de que los sicarios vuelvan por ellas

La ciudadana María Angelina solicita apoyo económico para dar sepultura a su hija Dayra Selene, quien tenía 14 años al ser asesinada cuando atendía un puesto de comida en San Juan Chapultepec, agencia de Oaxaca de Juárez, donde también murió otra joven y uno de los dirigentes de la CJM Joven, Érick F., alias “El Chivo”.

De acuerdo con las redes sociales, por la tarde, en una casita de lámina en la misma agencia de San Juanito, frente al ataúd de su hija, María Angelina y sus otras dos hijas revelan tener mucho miedo, miedo a que quieran regresar los sicarios y silenciarlas por ser testigos de la ejecución.

Hasta el momento ningún gobierno estatal ni municipal, políticos, ni organizaciones o activistas han protestado por el asesinato de la adolescente y nadie se ha solidarizado para brindarles algún tipo de apoyo.

 

La humilde familia solo quiere enterrar a la niña de 14 años que se vio atrapada en la ejecución

 

No es la primera vez que María Angelina presencia un homicidio.

 

En febrero de 2019, junto a su esposo Norberto, vivió también momentos de terror al ser atacados a balazos, en la misma zona, a unos metros de donde el pasado sábado mataron a su hija.

Ella sobrevivió a ese ataque de su pareja, quien fue agente municipal de San Juan Chapultepec, razón por la cual hoy se desplaza en silla de ruedas ya que aún tiene una bala incrustada en una pierna.

De hecho, va seguido al hospital y ahí estaba el pasado sábado cuando le avisaron de la muerte de su hija por lo que tuvo que pedir salida voluntaria para llegar a la escena del crimen.

La mujer y sus otras dos hijas aseguran tener mucho miedo y piden protección de las autoridades, sólo esperan poder enterrar a Deyra antes de volver a someterse a cirugía para extraerle la bala de la pierna.


 

Relacionadas: