Asesinan a joven en la Moctezuma, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Asesinan a joven en la Moctezuma, Oaxaca

Un grupo de motociclistas disparó a quemarropa contra integrantes de la banda de cholos VST 13 que se reunieron a un costado de la capilla, en la agencia San Martín Mexicápam


Asesinan a joven en la Moctezuma, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Un integrante de la banda de cholos VST 13, murió la noche del pasado sábado al recibir un balazo en el ojo derecho, por lo que cayó en unas escaleras de la colonia Moctezuma, en San Martín Mexicápam.
El joven, acompañado de sus amigos y dos de sus hermanos, estaba sentado a un costado de la capilla cuando dos motociclistas pasaron y comenzaron a disparar.

Todo ocurrió tan rápido que sólo vieron que se paró e intentó cubrirse; enseguida, pareció que perdió el equilibrio y se golpeó la cabeza, cayendo boca abajo en una zanja.

A pesar de la ayuda que llegó de inmediato, paramédicos informaron que nada podían hacer. Estaba muerto.

Tristeza infinita

Una mujer delgada, con el semblante triste y la cabeza agachada, sólo movía de vez en vez sus manos para secarse las lágrimas que le escurrían por el rostro.

La mujer, de 48 años aproximadamente, había llegado minutos antes e intentado cruzar la cinta barrera. Le habían informado que su hijo estaba muerto.

Los agentes investigadores no la dejaron pasar. Le explicaron que peritos trabajaban en la escena de intervención.

Sin más que argumentar, la mujer se dio la vuelta y se sentó a la orilla de una banqueta. Sollozaba en silencio. Mantuvo la mirada perdida al cielo mientras realizaban la inspección ocular.

Noche de fiesta

Abraham, de 21 años de edad, se reunió el sábado al anochecer con amigos a un costado de la capillita de la Virgen de Juquila, en la calle Netzahualcóyotl de la colonia Moctezuma perteneciente a San Martín Mexicápam.

Estaba sentado en la banqueta en compañía de dos de sus hermanos y otros amigos, integrantes de la banda de cholos VST 13, con quienes ingería bebidas embriagantes y platicaba.

Al paso de las horas, cuando el alcohol surtía efecto, los jóvenes reían por cualquier comentario.

Aproximadamente a las 22:50 horas los alumbró la luz de dos motocicletas que se acercaron.

Uno de los motociclistas se bajó del vehículo y se acercó a los jóvenes sacando de entre sus ropas una pistola, con la que empezó a dispararles a quemarropa.

Al escuchar la primera detonación, comenzaron a correr en diferentes direcciones para refugiarse.

Abraham trató de escapar y brincó las escaleras de la segunda privada de Netzahualcóyotl.

Corría cuando perdió el equilibrio y al caer se golpeó la cabeza con las escaleras, cayendo dos metros y medio. Dio más de tres vueltas y quedó en una zanja de agua, boca abajo. Debajo de su rostro comenzó a escurrir sangre.
Los motociclistas vieron correr a los jóvenes y enseguida se subieron a sus vehículos retirándose a toda velocidad.

Al sentirse seguros, los jóvenes salieron de sus escondites. Vieron a Abraham tirado en la zanja y corrieron a auxiliarlo.

Raymundo, su hermano de 18 años de edad trató de abrazarlo. No respondía y le gritó a sus amigos para pedirles que llamaran a la Cruz Roja.

Acuden al auxilio

Vecinos de la calle, al escuchar las detonaciones y los gritos de los jóvenes, salieron a investigar al cerciorarse que todo estaba en aparente calma. Llamaron a emergencias.
Minutos después, elementos de las corporaciones policiacas llegaron al lugar agilizando los cuerpos de rescate.

Paramédicos de la Cruz Roja bajaron al lugar y trataron de reanimar al joven, pero al tomarle los signos vitales supieron que estaba muerto.

Al ser informados que el joven murió, elementos policiacos comenzaron a retirar a las personas de la zona, al tiempo de acordonar el lugar para evitar que se contaminaran los indicios.
Los dos hermanos de Abraham lloraban y se cubrían la cara con las manos. “¿Por qué a mi carnal?”, preguntó uno de ellos.

“Ni modo carnal, le tocó a él. No tenemos comprada la vida y en cualquier momento nos toca, ya ni modo”, respondió uno de sus amigos, quien enseguida soltó en llanto.

Tres horas más tarde llegaron peritos de la Fiscalía General del Estado. Tomaron fotografías y recabaron incidíos; tras una hora de labor, el cadáver fue levantado para ser trasladado al anfiteatro de la ciudad y realizaran la práctica de la necropsia de ley.

El hermano mayor de los jóvenes observaba cómo se llevaban el cuerpo y lo metían a la “muertera”.

“Era comerciante mi carnal, pero ya no tenía mercancía, vino a trabajar aquí a lado”, dijo mientras señalaba una obra en construcción.

“Trabajó como chalán de albañil. Mi madre me dijo que salió desde el mediodía de mi casa. Mi carnal ya está descansando”, agregó sin poder contener el llanto.

Se estableció que Abraham era vecino de la calle Malinche en la colonia Moctezuma de la agencia San Martín Mexicápam.

Los jóvenes se acercaron a la mujer que seguía sentada en la banqueta y la ayudaron a pararse, después de hablar brevemente con ella, todos se retiraron lentamente.