Por un crimen calla ante juez | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Por un crimen calla ante juez

Omar Hugo se reservó su derecho a declarar en la rejilla de prácticas del Juzgado Quinto Penal vía exhorto del Juzgado Mixto de Primera Instancia de Huautla de Jiménez, por…


Por un crimen calla ante juez | El Imparcial de Oaxaca

Omar Hugo se reservó su derecho a declarar en la rejilla de prácticas del Juzgado Quinto Penal vía exhorto del Juzgado Mixto de Primera Instancia de Huautla de Jiménez, por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de homicidio calificado con ventaja y premeditación en agravio de Gustavo Estrada Andrade.
En la diligencia, el secretario de acuerdos leyó constancias al indiciado ante su abogado público, es por ello que, tras escuchar la acusación en su contra decidió reservarse el derecho a declarar para hacerlo con posterioridad; asimismo solicitó la ampliación del término constitucional por otras 72 horas.

La acusación
En el expediente penal 149/2015 se encuentran las declaraciones de dos testigos presenciales, mismos que dijeron llamarse Fernando, de 29 años y Modesto, de 28 años, quienes dijeron ser testigos del homicidio y haberse desempeñado como elementos de la Policía Municipal.
Relataron que, el 14 de diciembre de 2014, alrededor de las 12:00 horas, ellos se encontraban en el centro de Eloxochitlán de Flores Magón, cuando de pronto vieron a grupo de 300 personas, quienes estaban armados y eran encabezados por el presidente Alfredo Bolaños Pacheco.
Refirieron, que las personas disparaban y tiraban bombas tipo molotov, por ello corrieron al parque donde estaba su presidente Juan Salazar Hernández, el síndico y regidores, así como gente que lo respalda.
No obstante, dijeron, optaron por correr a casa del señor Manuel Zepeda, a quien le contaron lo sucedió, por ello, el señor Manuel decidió poner como barricada un camión de volteo en la entrada de su casa.
En ese momento arribó Elisa, hija del profesor Manuel Zepeda, quien estaba lastimada de la nariz y ojos, por ello, su hermano Manuel y su papá trataron de salir para tomar venganza, no obstante, fueron retenidos por familiares y amigos, pues les dijeron que era peligroso, pues la turba había asesinado al señor Gamaliel.
En ese lapso arribó la gente armada e incendiaron el camión de volteo y otros vehículos, tras irrumpir en la casa de Manuel Zepeda, la turba comenzó agredir al grupo contrario.
Los testigos refieren que tras esconderse detrás de una pierda, vieron el momento en el que Gustavo Estrada Andrade trató de defender a Elisa Zepeda Lagunas, quien era golpeada con palos y patadas.
Esto valió, dijeron, a que le dieran un machetazo en la cabeza, por lo que Gustavo, al sentirse lesionado, intentó correr a orilla de los estanques de agua, mismos que era ocupados como criaderos de truchas.
Fue en el tercer estanque cuando Gustavo fue alcanzado supuestamente por Omar y otras personas, quienes le dieron otros machetazos en la cabeza y después lo aventaron al estanque, sitio donde murió.
Trascendió, luego de las diligencias realizadas por personal ministerial, que Gustavo, murió a causa de traumatismo profundo de cráneo con hemorragia interna y externa intensa con fractura de bóveda y base del cráneo, secundaria a las lesiones que sufrió.
Finalmente, consignada la averiguación previa, el Juez Mixto de Primera Instancia de Huautla de Jiménez libró la respectiva orden de aprehensión en contra de los presuntos responsables del delito de homicidio.