Se enfrentan comerciantes y policías municipales en Oaxaca durante desalojo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Se enfrentan comerciantes y policías municipales en Oaxaca durante desalojo

El operativo de los elementos de seguridad inició alrededor de las 7:00 horas de este viernes y hasta las 9:00 se suscitaron dos enfrentamientos, así como dos policías lesionados, algunos civiles afectados por el gas lacrimógeno y dos unidades del transporte urbano retenidas por comerciantes


  • Se enfrentan comerciantes y policías municipales en Oaxaca durante desalojo
  • Se enfrentan comerciantes y policías municipales en Oaxaca durante desalojo
  • Se enfrentan comerciantes y policías municipales en Oaxaca durante desalojo
  • Se enfrentan comerciantes y policías municipales en Oaxaca durante desalojo

Al menos dos policías lesionados, daños materiales, afectaciones a civiles por el uso de gas lacrimógeno, cierre de comercios y mercados, temor y caos vial son los saldos de los enfrentamientos suscitados esta mañana en la ciudad de Oaxaca durante el desalojo de comerciantes del centro histórico.

El operativo se dio a unos días de la protesta de los comerciantes ambulantes, quienes exigieron diálogo con el gobierno municipal y reiteraron su intención por regresar al zócalo, la Alameda de León y el Andador turístico, de donde fueron retirados el pasado 15 de julio durante el operativo Alfa, desplegado por el ayuntamiento capitalino. Asimismo, tras reiteradas protestas de locatarios de mercados y comerciales establecidos que exigen a los gobiernos municipal y estatal reubicar a los vendedores que se desplazaron a inmediaciones de los mercados.

Fue alrededor de las 7:00 horas cuando integrantes de la Policía Municipal, a cargo de Marcos Fredy Hernández, se reunieron frente a la Catedral Metropolitana para iniciar el operativo. Con equipo anti motín, alrededor de 300 elementos se dirigieron a la calle Flores Magón, en donde dieron cinco minutos a los comerciantes semi fijos para que retiren sus mercancías, de lo contrario se las quitarían. Aunque algunos accedieron, otros vendedores se agruparon y se resistieron, además de que exigieron que el presidente municipal, Oswaldo García Jarquín, acudiera para dar la cara y se les diera un diálogo.

Tras los gritos y discusiones, el contingente de policías avanzó sobre Flores Magón hasta la calle Aldama, en donde se suscitó el primer enfrentamiento, cerca de las 8:00.
Los comerciantes lanzaron piedras y parte de sus estructuras para impedir el avance, en tanto, los policías comenzaron a usar gas lacrimógeno para disuadir la agresión.

El desalojo continuó por la calle Las Casas y hasta 20 de Noviembre, en donde empezó un nuevo enfrentamiento que se amplió hasta cerca de la calle Mier y Terán. Ante el paso de unidades del transporte público en calles aledañas, los comerciantes ambulantes se apoderaron de un camión que pasaba por J. P. García. Debido al uso de gas lacrimógeno de parte de la policía, fueron los pasajeros quienes sufrieron los efectos del químico.

El enfrentamiento se mantuvo por varios minutos hasta cerca de las 9:00, tiempo en el que prevaleció el caos y los comerciantes retuvieron una segunda unidad del transporte público, en inmediaciones de Díaz Ordaz. Por el operativo se presentaron cortes y desviaciones a la circulación vial y peatonal. Asimismo, diversas líneas de transporte urbano suspendieron el servicio.

Aunque la tensión permanece hasta este momento y no se descarta un nuevo enfrentamiento, algunos comerciantes regresaron para retirar algunas de las estructuras y mercancía. Por igual, policías municipales retiraban los puestos semi fijos que quedaron en las calles Las Casas y Flores Magón.
Debido al clima que prevalece, en los mercados Benito Juárez y 20 de Noviembre se optó por mantener el cierre hasta contar con garantías de seguridad. Lo mismo ocurrió en varios establecimientos comerciales de la zona, que optaron por cerrar o no abrir.