Niña acusa a papá agresivo en Huajuapan de León, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Niña acusa a papá agresivo en Huajuapan de León, Oaxaca

La pequeña llamó por teléfono a la policía municipal para evitar que su progenitor siguiera golpeando a su madre


Niña acusa a papá agresivo en Huajuapan de León, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Un particular terminó en los separos luego de ser acusado de golpear a su mujer y a sus hijos en el interior de una vivienda, en esta heroica ciudad.

A las 11:55 horas, el radioperador instalado en el palacio municipal recibió una llamada, pero esta era diferente, pues se trataba de la voz de una niña, la cual denunció que su papá le estaba pegando a su mamá y hermanitos.

La pequeña dijo que su casa está ubicada a la altura del número 9 del Libramiento Norte, en la colonia Del Maestro, así que enseguida se aproximaron uniformados que patrullaban cerca de la zona a bordo de la patrulla oficial 02. Al llegar fueron abordados por la señora Maribel, de 44 años de edad, quien informó que habían pasado pocos minutos que su pareja la golpeó en diferentes ocasiones, al igual que a sus hijos que son menores de edad.

La agraviada mencionó que no era la primera vez que el individuo violentaba a su familia, por ello solicitó su detención. Al notar la presencia de los representantes de la ley, el presunto agresor trató de esconderse en la azotea de un taller mecánico situado en el mismo predio. Luego de contar con la autorización de la mujer, los efectivos ingresaron al hogar y ubicaron al acusado, quien dijo llamarse Eduardo, de 49 años de edad.

A pesar de los insultos, los policías entablaron dialogo con el señor para tratar de tranquilizarlo, posteriormente llevan a cabo la detención.

Tras el escuchar sus derechos, el colono fue turnado al Cuartel de Seguridad Pública en la segunda sección de la colonia Santa Rosa. Una vez sujeto al registro de rutina, quedó encarcelado en los separos bajo la vigilancia del juez de control en turno.

Los cuerpos de proximidad dieron los pasos a seguir a la señora Maribel para que acudiera a la Vicefiscalía de Justicia en la Mixteca a interponer una denuncia por el delito de violencia intrafamiliar, con el fin de evitar más violencia en su hogar, así como daños a la integridad física y emocional de sus hijos.

La Comisaría de Seguridad Pública informó que el infractor sería canalizado a la Unidad de Reeducación par Ahombres que Ejercen Violencia Contra la Mujer, en las instalaciones del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Municipal, donde recibiría la asistencia psicológica requerida.

Cuando la violencia a la mujer se presenta en un hogar, son solo ella resulta siendo víctima. El horror también es vivido por sus hijos, quienes no solo deben ver, vivir y sentir lo que sucede.

Una característica de la violencia contra las mujeres y las niñas es que no conoce fronteras sociales o económicas: la violencia de género es una realidad tanto en países desarrollados como en desarrollo, que afecta a mujeres de todos los estratos socioeconómicos, afirma el Banco Mundial en un estudio sobre esta cuestión.

Mientras el término violencia pone el foco en las mujeres como víctimas, y violencia doméstica enmascara quién comete estos actos, la abrumadora mayoría de esta violencia es perpetrada por hombres, lo que convierte la violencia de género en un asunto de quintaesencia masculina.

Además, menos del 40 por ciento de las víctimas buscan ayuda de algún tipo, y de estas, apenas el 10 por ciento acuden a la policía. Por otro lado, los menores de edad, víctimas de la violencia hacia sus madres sufren graves secuelas y requieren de una asistencia especializada para prevenir problemas en la madurez.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció en 2014 a estos menores como víctimas del maltrato infantil, ya que considera que viven en un entorno en el cual la violencia es una pauta diaria, que puede afectar no sólo a sí mismos sino a sus relaciones afectivas y personales hasta convertirlas en un modelo negativo de relación.