Conductor ebrio colisiona en Riberas del Atoyac | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Conductor ebrio colisiona en Riberas del Atoyac

Dos personas resultaron gravemente heridas, las cuales fueron llevadas de urgencia al Hospital Civil; el presunto responsable primero chocó contra una cuneta y luego contra un tráiler


Conductor ebrio colisiona en Riberas del Atoyac | El Imparcial de Oaxaca

La noche de ayer, dos personas resultaron lesionadas de gravedad, así como daños materiales valuados en más de 40 mil pesos, tras un violento choque, provocado presuntamente por un ebrio conductor, quien resultó ser una de las víctimas al igual que su acompañante. 

Del accidente tomó conocimiento la Policía Vial Estatal, quien informó que el percance se registró alrededor de las 20:25 horas sobre las riberas del río Atoyac, a la altura de las canchas localizado en la colonia Unión.

Según testigos del accidente, el conductor de la camioneta Mazda de color blanco, sin placas de circulación, circulaba sobre el carril que va del puente del Instituto Tecnológico de Oaxaca hacia la Central de Abasto.

De acuerdo a los primeros reportes, el conductor llamado Guadalupe Antonio C., iba en estado de ebriedad por lo que perdió el control de la unidad y choca con el cordón cuneta de bordo del río, luego la unidad se impactó contra un tráiler, quedando severamente dañado del frente.

Al lugar del accidente arribaron elementos de la Cruz Roja Mexicana y atendieron a los lesionados Luis Alberto, de 23 años, con domicilio en San Antonio Arrazola, Xoxocotlán y Guadalupe Antonio G., de 27 años, vecino de la colonia Patria Nueva Xoxocotlán, quienes fueron canalizados de emergencia a la sala de urgencias del Hospital Civil para su atención médica, debido a iban graves.

El conductor del tráiler no pidió nada contra el ebrio conductor, ya que él tenía que entregar la harina y estar en Puebla el miércoles por la mañana. Mientras que la unidad de motor dañada fue trasladada al encierro de la Policía Vial.