Someten y detienen a drogadicto en Oaxaca por destrozos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Someten y detienen a drogadicto en Oaxaca por destrozos

El sujeto fuera de sí arremetió y destrozó varias ventanillas de autos y agredió a varios transeúntes


  • Someten y detienen a drogadicto en Oaxaca por destrozos
  • Someten y detienen a drogadicto en Oaxaca por destrozos
InText ADEQ

Armando A., de aproximadamente entre 45 y 50 años de edad, bajo los influjos de la droga conocida como ‘cristal’, sin camisa y zapatos, con un pantalón de mezclilla y como si estuviera poseído, agredía a los transeúntes y con saña dañaba los autos que circulaban sobre la avenida Eduardo Vasconcelos.

EL REPORTE

Alrededor de las 11:00 horas, de acuerdo a la llamada recibida al número de emergencia 911, en primera instancia se dijo que una persona de aspecto indigente, había sido atropellada a la altura de la Escuela Federal número 6, antes 115, por un automovilista que trató de esquivarlo.

Sin embargo, a través de redes sociales alertaban que un sujeto drogado y encolerizado agredía a los automovilistas frente a la tienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), por lo que solicitaban la presencia de la Policía Municipal.

Cuando los uniformados arribaron al lugar, el sujeto ya estaba golpeado y amarrado con un cable, el cual fuera de sí, dijo que se llamaba Armando A., originario de El Camarón Yautepec.

ADICTO AL CRISTAL

En un video se observa el momento en que un policía le pregunta qué se había metido, a lo que el sujeto respondió que estaba drogado y había consumido ‘cristal’, droga de la que además dijo ser adicto.

Más tarde, al lugar arribaron paramédicos de la Unidad Bravo Alpha (biciambulancias) del grupo Bryso, quienes atendieron al hombre que sangraba abundantemente por el correctivo propinado. Tras recibir los primeros auxilios de la paramédico Judith y al no haber algunas personas que tratara de acusarlo e interponer la denuncia correspondiente, el hombre fue desatado y ya más tranquilo se retiró del lugar.

Entre las personas que presenciaron los hechos, una refirió que este tipo de personas provocan lástima y horror, pues la adicción al mentado ‘cristal’ está llevando a sus consumidores a la cárcel, al panteón o al manicomio.