Por falta de elementos liberan a sospechoso de feminicidio en San Felipe Tejalápam
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Por falta de elementos liberan a sospechoso de feminicidio en San Felipe Tejalápam

El juez resolvió no vincular a proceso al imputado; el asesinato aconteció en San Felipe Tejalápam

Por falta de elementos liberan a sospechoso de feminicidio en San Felipe Tejalápam | El Imparcial de Oaxaca

Esaú F. G., a quien la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) acusaba del delito de feminicidio en agravio de una joven de San Felipe Tejalápam, fue puesto en libertad, luego de que la Fiscalía no aportara los elementos suficientes para vincular a proceso.

La audiencia de ampliación del término se celebró ayer en la mañana, en los juzgados de Ixcotel, en la cual el juez resolvió no vincular a proceso al imputado.

Pese al hermetismo de la Fiscalía para dar a conocer estas resoluciones, se estableció que el joven fue liberado por diversas irregularidades en la integración de la carpeta de investigación o aportación de datos de prueba.

“El Ministerio público presentó, entre otros datos de prueba, un video, pero este estaba viciado, muy corto, no indicaba ni hora ni se apreciaba quién iba en un vehículo, es probable que sea requerido nuevamente el imputado porque no está del todo libre”, indicaron familiares de la víctima.

Esaú fue detenido la semana pasada en San Lorenzo Cacatepec, Etla, por elementos de la Agencia Estatal de investigaciones (AEI) en cumplimiento a una orden de aprehensión, librada en la causa penal 104/2018, por el delito de feminicidio en agravio de Guadalupe S.

A principios del mes de febrero de 2018, fueron localizados los restos en avanzado estado putrefacción de una mujer en lugar despoblado de San Lorenzo Cacaotepec, perteneciente al distrito de Etla.

En la escena, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), certificaron que la mujer sólo tenía una prenda de vestir, bastante rasgada. El rostro estaba desfigurado al ser devorado por los roedores.

Desde este primer instante, la policía comenzó a investigar si se trataba de una joven, identificada como Guadalupe S., de 34 años de edad, que fue levantada el 28 de enero de ese año, por varios hombres en la entrada a San Felipe Tejalápam, Etla.

La joven fue interceptada por personas que se desplazaban en una unidad de motor de color guinda o rojo, al parecer Chevrolet, tipo Chevy.

Familiares pidieron ayuda de la ciudadanía para localizar a Guadalupe, quien vestía una blusa azul cielo sin manga, un pescador azul de color marino y zapatos negros.

Días después, la Fiscalía confirmó que los restos localizados en San Lorenzo eran de Guadalupe, iniciándose así una exhaustiva investigación con los primeros datos de los sospechosos.

 

Relacionadas: