Tragedia de verano en Puerto Escondido | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Tragedia de verano en Puerto Escondido

Una familia de turistas es sorprendida por el alto oleaje de la bahía principal de Puerto Escondido y fueron arrojados al mar; un niño fue rescatado y buscan a su padre


Tragedia de verano en Puerto Escondido | El Imparcial de Oaxaca

Un niño de 11 años de edad logró ser rescatado a tiempo, mientras que su padre no ha sido localizado y continúa como desaparecido.

Los altos oleajes que se registraron el día de ayer en las bahías de esta zona turística, llevaron a vivir una tragedia a integrantes de una familia que realizaba el recorrido en el conocido andador turístico, cuando una fuerte ola azotó las escaleras, lo que ocasionó que un señor junto con su pequeño hijo cayeran al mar.

De inmediato, sus familiares empezaron a auxiliarlos solicitando la ayuda de otras personas que estaban cerca; sin embargo, las fuertes olas hacían lo imposible por que el rescate se realizara.

Tras unos minutos, David, de 11 años de edad, logró ser rescatado y presentaba síntomas de ahogamiento, por lo que fue trasladado de inmediato a un lugar seguro para recibir los primeros auxilios.
Mientras tanto, su papá, David Ortiz, de 36 años de edad, no era visto, por lo que solicitaron el apoyo de las autoridades policiacas para que realizaran la búsqueda.

Elementos de la Marina Armada de México fueron los primeros en acudir al llamado de auxilio, quienes ingresaron al mar con una lancha para buscar al turista.


También llegaron elementos de la Policía Municipal y personal de la Policía Estatal Turística, quienes resguardaron el área mientras las otras autoridades realizaban la búsqueda.

Los familiares informaron que viajaron del Estado de México para iniciar las vacaciones de verano y tenían pocas horas de arribar al puerto.

Los familiares de las victimas solicitaron a las autoridades no descansar en la búsqueda de su ser querido, ya que tienen fe en que éste será encontrado con vida.

Agregaron que no tenían ni la más mínima idea del peligro que presentaba el andador turístico, ya que ni siquiera tiene algún señalamiento de advertencia ni mucho menos estaba alguna autoridad competente para ponerlos en alerta y avisar a los turistas que para transitar aquella zona se requería de mucha precaución.


Tras la tragedia, comenzó la alerta a través de las estaciones de radio locales y de algunas corporaciones policiacas.

Avisaron a los visitantes no ingresar a la playa y mucho menos hacer el intento por cruzar el andador turístico, ya que efectivamente el mar estaba ingresando en la zona restaurantera y presentaba un elevado oleaje.