Investigan la muerte de universitaria de la UABJO
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Investigan la muerte de universitaria de la UABJO

El cadáver de la joven estudiante de Derecho fue hallado en estado de putrefacción dentro del departamento que rentaba, en la agencia Candiani

Investigan la muerte de universitaria de la UABJO | El Imparcial de Oaxaca

Una estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) fue hallada ayer por la tarde sin vida y en estado de putrefacción en el interior del departamento que rentaba, ubicado en la agencia Candiani, centro, Oaxaca. Personal de la AEI del grupo División Género indaga el caso.


Según informes policiales, ayer minutos después de las 17:00 horas, una llamada telefónica al número de emergencias 066, informó que dentro de una habitación de un inmueble donde rentan departamentos, situado en la privada de Palmas 104 de la agencia Candiani, había una mujer muerta, en estado putrefacto.


De inmediato, al sitio acudieron elementos de la Policía Municipal, quienes, al confirmar el dicho, solicitaron la presencia de la autoridad ministerial.
Al lugar también arribaron policías estatales de la Unidad Policial de Operaciones Especiales (UPOE), quienes resguardaron el sitio.

Agentes estatales de Investigaciones del grupo División Género, hicieron presencia y ordenaron el acordonamiento del área.

En el lugar se encontraban tres primos de la occisa, quienes dijeron se llamó Dinorah, de 23 años de edad, oriunda de Puerto Ángel, Pochutla, Oaxaca, quien estudiaba en la Facultad de Derecho de la UABJO y vivía sola.Mencionaron que la última vez que se tuvo comunicación con Dinorah, fue el domingo 9 de julio alrededor de las 15:00 horas, sin embargo, desde esa hora ya no supieron nada de ella.
Agregaron que durante la noche del domingo trataron de comunicarse con ella, pero no pudieron, pues al parecer su teléfono celular tenía falla y casi no le entraba la señal.
Asimismo, durante la mayor parte del día del lunes trataron de llamarla, pero obtuvieron los mismos resultados.

Fue ayer por la tarde, después de las 16:00 horas, cuando la joven Diana (prima de Dinorah) llamó muy preocupada a su primo Alejandro y le comentó que “no pudo tener contacto con ella, que era mejor que la acompañara a buscarla a su departamento, pues ya se había preocupado”.

Al llegar al sitio indicado, los primos se entrevistaron con los encargados del inmueble, ya que la joven tenía cinco meses de rentar ahí; además les solicitaron que por favor abrieran la puerta del departamento número 2, pues no habían tenido comunicación con la joven estudiante.

Tras abrir la puerta, los jóvenes se llevaron la sorpresa de su vida, pues dentro de su habitación, Dinorah estaba tirada boca abajo y alrededor de ella había líquido hemático.
Mencionaron que en la habitación no se notaban huellas de violencia, además de que la joven se encontraba totalmente vestida y con zapatillas.

Presumen los familiares que posiblemente la joven pudo haber salido la tarde-noche del domingo y haber regresado la madrugada del lunes a su departamento, pero desconocen lo que realmente sucedió.
A pesar de las conjeturas, los agentes estatales indicaron que agotarían todas las líneas de investigación.


Solicitaron el apoyo de peritos en planimetría, fotografía, criminalística y químico del Instituto de Servicios Periciales para recabar más indicios y evidencias.

Más tarde, los investigadores se hicieron cargo del levantamiento y traslado del cuerpo al anfiteatro Doctor Luis Mendoza Canseco, en San Bartolo Coyotepec para la práctica de la necrocirugía.

Al cierre de la edición, un fiscal en turno dio inicio a una carpeta de investigación al respecto; asimismo, tanto el representante social como los agentes investigadores esperaban el resultado de la necrocirugía, esto para confirmar o descartar un homicidio doloso.