Casi linchan a ratero en el Barrio de la Noria | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Casi linchan a ratero en el Barrio de la Noria

La Policía Municipal capitalina arribó al lugar y logró rescatar al detenido, que ya se había resignado a lo que dijera la estampida humana


Un joven de aproximadamente 24 años de edad fue capturado en barrio de la Noria, tras ser acusado de cristalear un automóvil.

La mañana de ayer Omar N., fue capturado por enardecidos vecinos del barrio de la Noria, tras ser capturado el hombre fue atado a un poste, en donde con una cuerda los vecinos lo aseguraron para que no escapara.

Vecinas de la zona indicaron que la detención derivó de un caso anterior, ocurrido en la noche, en donde el ahora detenido, había sido acusado de cristalear un auto de una empresa dedicada a la venta de fragancias.

Se desconocía el monto de lo extraído, sin embargo, vecinos aseguraron que este auto ha sido robado en múltiples ocasiones, siendo la noche anterior cuando el responsable fue descubierto.

Vecinos lo siguieron, “pero esa noche se nos peló” dijeron muy enojados, “por ese motivo la mañana de ayer nos dimos a la tarea de inteligencia vecinal y lo esperamos”.

Quitado de la pena el hombre pasó por la zona para verificar que nadie estuviera vigilando el lugar.

No se imaginaba que ya estaba siendo monitoreado desde las ventanas de las casas cercanas.

A un silbatazo de Doña Irene, Laura ya estaba de pie y con los demás vecinos lograron su captura en calle de Vega, esquina Cuarta Privada de la Noria.

“Me van a quemar”, decía el hombre resignado, pues por más que cerraba los ojos para imaginar que era rescatado, al abrirlos de nuevo los segundos le parecían eternos.

Finalmente, personal de la Policía Municipal capitalina arribó al lugar y logró rescatar al detenido, que ya se había resignado a lo que dijera la estampida humana.

El hombre fue llevado al cuartel general de la corporación, en donde sería presentado ante el juez municipal, para determinar su situación.

Del caso trascendió que el hombre padecía de sus facultades mentales, aunque vecinos aseguraban que era una forma de tratar de evadirlos, para que lo soltaran, pero estaban tan enojados que no lo escuchaban.

Habló de muchas cosas, mientras lo amarraban para confundirlos aseguraron.

Al parecer no hubo quien formalizara denuncia alguna sobre el caso y autoridades aseguraron que este podría ser liberado en breve.


 

Relacionadas: