En juicio, joven acusado del homicidio de un AEI en Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

En juicio, joven acusado del homicidio de un AEI en Oaxaca

De acuerdo con la fuente, un total de 27 testimoniales serán presentados en audiencias


En juicio, joven acusado del homicidio de un AEI en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

De resultar culpable de la muerte de un elemento de la AEI ocurrido en febrero del 2017, el chiapaneco Pascual Iván podría ser sentenciado la próxima semana.

En los Juzgados de Control de Valles Centrales con sede en Tanivet, esta semana se realizan las audiencias de juicio oral o de debate, en las cuales han comparecido ante el juez más de diez servidores públicos que han contribuido en la investigación de los violentos hechos ocurridos el 8 de febrero del 2017 en San Sebastián Tutla, donde el elemento de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), Jorge, fue abatido con armas de grueso calibre.

De acuerdo con la fuente, un total de 27 testimoniales serán presentados en audiencias.

Hasta el momento han comparecido agentes que participaron en el operativo de persecución aquella tarde, así como personal del departamento de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado.

Ayer asistieron peritos en balística y fotografía, quienes explicaron el método que utilizaron para establecer el calibre de arma que se utilizó durante el evento, así como la trayectoria para finalmente dar sus conclusiones.

Según los dictámenes emitidos, en la escena donde Jorge, quien fue más conocido en la corporación policial como El Chuky, se analizaron tres armas de fuego, dos cortas y una larga, así como decenas de casquillos percutidos y fragmentos de plomo endurecido y de camisa de cobre.

En este sangriento acontecimiento, se empleó un arma de fusil de asalto calibre .223 y pistolas calibre 9 milímetros.

Durante la inspección ocular a una camioneta marca Chevrolet, Silverado que se aseguró ese día, se estableció que presentaba un impacto de bala en el cofre, dos en el radiador, 8 en la batea del lado derecho, 2 en la tapa de la batea, 6 en la cabina y tres en la portezuela del lado izquierdo.

Por su parte, algunos agentes han declarado respecto a la persecución que se dio y a la encomienda de ejecutar una orden de aprehensión.

Personal de los juzgados indicaron que las audiencias de debate continuarán este día y en las próximas horas podría determinarse el fallo.

Los hechos

El 8 de febrero de 2017, en la avenida Ferrocarril, a la altura de Santa Cruz Amilpas y límites con San Sebastián Tutla, se reportó una persecución policiaca.

Agentes estatales de investigaciones (AEI) perseguían una camioneta Chevrolet Silverado de color blanco en la Avenida Ferrocarril, en la cual supuestamente viajaba un hombre a quien le ejecutarían una orden de aprehensión por el delito de homicidio.

La persecución continuó hasta la calle Unión y Progreso de San Sebastián Tutla, donde los efectivos cercaban la Silverado.

Al llegar al cruce de las calles Guerrero y Anona, los ocupantes de la camioneta comenzaron a disparar contra la patrulla y los policías respondieron.

A esta persecución se sumaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, luego de activarse el botón de pánico que posee el radio Matra.

Tras la balacera, Pascual Iván, el agresor intentó darse a la fuga sobre avenida Ferrocarril, pero fue aprehendido. Jorge, placa 483 de la AEI, murió al instante.

Según antecedentes, en noviembre de 2015, Pascual, apodado El Demonio, originario del vecino estado de Chiapas, fue detenido junto con varios integrantes de una banda de presuntos asaltantes que dirigía Roberto Leonel.

La banda fue sometida también durante una persecución en calles de la colonia Reforma y Las Flores en Santa Lucía del Camino, luego de un asalto perpetrado a la institución de crédito Banorte.

Entre los arrestados se encontraban, el taxista Cristian Carlos, del sindicato Libertad, José Antonio y José Estudillo.

Según archivos periodísticos y de la Fiscalía General del Estado, al salir de prisión, Pascual Iván y Roberto Leonel se volvieron a encontrar y el 21 de junio del año 2011 fueron detenidos otra vez, ahora en complicidad de Anastacio, por el asalto a la Caja Popular Mexicana ubicada en la calle de Manuel Doblado 217, en el centro de esta ciudad.

En las investigaciones se estableció que durante la detención ocurrida el 11 de junio del 2011, Roberto Leonel conducía un taxi propiedad de la esposa de un expresidente de Santa Cruz Amilpas.


aa

 

--------------------------------------
---------------------------------------