Sentencian a herrero por violación en San Bartolo Coyotepec | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Sentencian a herrero por violación en San Bartolo Coyotepec

Atacó sexualmente a una adolescente a quien mantenía amenazada


Sentencian a herrero por violación en San Bartolo Coyotepec | El Imparcial de Oaxaca

Un herrero fue sentenciado por el juez quinto penal a purgar 42 años y nueve meses en prisión por su responsabilidad en la comisión del delito de violación agravada, en agravio de una adolescente.
Además del pago de una multa de 62 mil 920.20 pesos y al pago de 15 mil pesos por reparación del daño.
En el expediente penal 205/2014 se establece que la agraviada. de 16 años, a finales de agosto de 2012, alrededor de las 17:00 horas, se encontraba en el comedor de su vivienda, en San Bartolo Coyotepec, Oaxaca.
A ese lugar arribó Domingo y le ordenó que le sirviera de comer.
La adolescente le contestó que no, es por ello que Domingo le dijo que: “le iba a bajar los humos”.
Fue en ese momento cuando la tomó de los brazos, la condujo a una recámara y la aventó a la cama.
Ahí, Domingo le pegó una cachetada y le indicó que “si gritaba, la iba a matar”. El herrero aprovechó que la adolescente se petrificó por el golpe y la ultrajó.
Posteriormente, Domingo amenazó con matarla a ella y a sus hermanos en caso de que le dijera algo a su mamá.
La adolescente por temor a que cumpliera su amenaza, pues dijo, sabía que tenía una pistola, decidió callar el ataque sexual.
El 14 de septiembre de 2012, a las 17:00 horas, se encontraba al interior de la habitación de su mamá, pues veía la televisión.
Repentinamente entró a la vivienda Domingo, quien de inmediato tomó su pistola y se la puso en la cabeza de la adolescente, a quien obligó a quitarse el pantalón.
Dijo la agraviada que Domingo volvió a ultrajarla, pero no dejaba de apuntarle con la pistola. Por temor, la adolescente decidió callar y no contarle a su mamá.
El 20 de septiembre de ese mismo año, Domingo volvió aprovecharse de la adolescente y al igual que las otras ocasiones amenazó con matarla, así como a sus hermanos.
Cansada de tantos ataques, decidió salirse de su casa e irse con su abuela para que Domingo no la encontrara, lugar donde vivió algunos meses; sin embargo, Domingo constantemente le llamaba por teléfono y le decía que “regresara, que era de él, de nadie más, pero que era mejor que estuviera fuera, pues al estar en la calle la encontraría y la llevaría a un lugar donde nadie la encontrara”.
Debido a que la hostigaba, ella optó por salirse de casa de su abuela e irse a rentar con una de sus primas, atrás del cuartel de la Policía Estatal.
Aseguró que hasta ese lugar arribó Domingo, quien comenzó amenazarla; sin embargo, ya no hizo nada pues intervino su prima.
A partir de ese momento, la agraviada le contó lo sucedido, por lo que ella le recomendó que le dijera a todos sus familiares para que el ilícito no quedara impune.
El 19 de enero de 2014, se armó de valor y les contó a sus tíos y abuela, por ello, en compañía de ellos se presentó ante un agente del Ministerio Público y denunció el caso.
Consignada la averiguación, el juez quinto penal libró la respectiva orden de aprehensión, por ello el 2 de diciembre de 2014, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) lograron la captura del herrero Domingo, de 37 años, mismo que fue llevado a la Penitenciaría Central.
Después de un largo proceso, se cerró instrucción, se formularon conclusiones y se llevó a cabo la audiencia final.
Ahora, el Juez Quinto Penal lo condenó a 42 años y nueve meses en prisión por el delito de violación agravada.