Formal prisión por fraude a empresario | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Formal prisión por fraude a empresario

Los acusan de ofrecer un plotter de nueva generación y entregar uno descompuesto


Formal prisión por fraude a empresario | El Imparcial de Oaxaca

Ana María y Mario Alberto fueron notificados por el Juez Primero Penal del auto de formal prisión en su contra por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de fraude específico en perjuicio de un empresario dedicado a la impresión de lona en gran formato.
Luego de que venciera la ampliación del término constitucional y los indiciados no presentaran suficientes pruebas para comprobar su inocencia, el juez resolvió que ambos tienen que enfrentar un proceso penal.
En el expediente penal que, se establece que el 14 de junio de 2011, Ana María y Mario Alberto, se trasladaron al negocio del agraviado denominado Publicidad 2000, ubicado en ese entonces en avenida Periférico, colonia José Vasconcelos.
Ahí, la pareja dijo ser propietarios de las empresas Alianza Plotters y Plotters Chihuahua; asimismo le ofrecieron al agraviado un plotter de nueva generación 330 Polaris Alijet, con sus accesorios y un regulador de alto voltaje.
Además, los indiciados presuntamente le dijeron al perjudicado que de la instalación no se preocupara, puesto que había técnicos especialistas de China, los cuales realizarían ese trabajo para que la máquina estuviera en perfectas condiciones, asimismo, que lo capacitarían para el manejo del mismo y las impresiones fueran perfectas.
En la denuncia, se dijo, se acordó un pago por el plotter de 500 mil pesos, motivo por el cual, el agraviado en diversas fechas hizo los pagos correspondientes, hasta cubrir un poco más del costo total, ya que cubrió gastos de envió y otras cosas.
Sin embargo, al momento que llegó el plotter, el ofendido se dio cuenta de que la maquina no era nuevo, sino usado, asimismo estaba descompuesto y no contaba con varias piezas, además de que no se presentó a instalarlo ningún técnico Chino.
Debido a ello, el agraviado se inconformó y se comunicó con Ana María y Mario Alberto, mismos que se negaron a cambiarle el equipo y a regresarle el dinero recibido.
Ante tal situación, el perjudicado presentó formal denuncia en contra de los indiciados.
Librada la orden de aprehensión, agentes del grupo de Aprehensiones, vía colaboración con el estado Chihuahua, lograron la detención de Ana María y Mario Alberto, en el momento que se encontraban sobre carretera 4.5, Aldama Chihuahua.
Posteriormente, los indiciados fueron trasladados a esta capital y presentados ante el juez que conoce la causa penal.