Acusan a joven de ratero en Oaxaca, lo amarran y golpean | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Acusan a joven de ratero en Oaxaca, lo amarran y golpean

Aseguran que iba a bordo de una motocicleta cuando le arrebató el celular a una mujer, a la que empujó, pero no logró avanzar mucho cuando lo capturaron


Acusan a joven de ratero en Oaxaca, lo amarran y golpean | El Imparcial de Oaxaca

Un joven de 29 años de edad fue detenido, golpeado y amarrado por limpiaparabrisas en el centro de la ciudad; los captores aseguran que trataba de escapar con un cómplice a bordo de una motocicleta después de arrebatarle el celular y pegarle a una mujer, quien iba hablando por teléfono en la Calzada de la República.

Policías municipales lo rescataron para evitar que fuera linchado y lo pusieron a disposición de la Fiscalía General del Estado acusado de robo.

Lolita, de 46 años, regresaba al domicilio de sus patrones, que se localiza en la calzada Lázaro Cárdenas, donde se desempeña como trabajadora doméstica, después de ir al mercado de La Merced, donde compró las tortillas. Llevaba la morralilla en las manos.

Serían las 15:40 horas cuando Lolita caminaba en la Calzada de la República para dirigirse al Periférico.

Al llegar a los semáforos del crucero de la calle Morelos, su teléfono sonó. Sacó el celular y contestó la llamada, al tiempo que seguía caminando sin extremar precauciones.

Al llegar al crucero detuvo su camino con el teléfono en el oído, en tanto dos hombres que viajaban en una motocicleta Yamaha detuvieron la marcha frente a la mujer. Uno de ellos se bajó de la motocicleta, se acercó y de manera violenta le arrebató el teléfono a Lolita, enseguida la golpeó aventándola a un costado.

El motociclista, al tener el celular en sus manos emprendió la huída rumbo a la motocicleta, donde su compañero ya lo esperaba, en tanto la mujer, asustada, empezó a gritar y pedir ayuda, para que evitaran que se llevaran el teléfono que acababan de robarle.

El hombre corrió y se subió al asiento trasero, dos limpiaparabrisas que se encontraban en el lugar, al ver y escuchar a la mujer pidiendo ayuda, corrieron atrás del joven y lo jalaron de la playera, ocasionando que perdiera el equilibrio y se cayera al pavimento, con el teléfono en las manos.

El conductor de la motocicleta, al ver que su amigo había sido asegurado por los limpia parabrisas, arrancó la moto, aceleró y escapó del lugar, dejándolo abandonado.

En tanto el joven, fue sometido, ya que intentó golpear a los captores, quienes con un cinturón lo ataron de pies y manos.

Elementos de la Policía Municipal de Oaxaca, del escuadrón motorizado, quienes realizaban un recorrido de vigilancia en el lugar, al ver que sometían al joven y le daban una tunda, lo aseguraron, rescatándolo porque ya varias personas se reunían alrededor.

“Nosotros lo agarramos jefe, nosotros limpiamos parabrisas en ese crucero y vimos cuando el hombre le arrebató el celular, corrimos a agarrarlo, porque luego piensan que nosotros somos los que le robamos a las personas”, explicó uno de los captores.

Lolita, asustada, se apretaba el abdomen con las manos. Les dijo a los policías que le dolía el estómago, por lo que pidieron el auxilio de la ambulancia para que la auxiliaran.

Minutos más tarde, paramédicos de la Cruz Roja llegaron al lugar y le brindaron los primeros auxilios; diagnosticaron que no tenía lesiones y sólo fue el susto, por lo que fue atendida en el lugar.
Un elemento de la policía le explicó a la mujer que tenía que denunciar el robo ante las autoridades para que el joven recibiera su castigo, “señora, nos tiene que acompañar para que nosotros perdamos realizar el trabajo que nos corresponde ponerlo a disposición de la autoridad competente”.

“Sí, si voy a proceder en contra de esta persona, esto no se puede quedar así”, respondió la mujer.

Al lugar llegó el esposo de Lolita, quien le dijo a los elementos policiacos, “jefe, mejor que quede así, ya recuperamos el teléfono, ya está bien, son muchas vueltas las que vamos a dar”.

“No señor, discúlpeme, pero no tiene que ser conformista, que tal si se llevaban el celular y no lo recuperaran o que la lesionaran, usted tiene que acompañar y apoyar a su esposa, para que denuncie, porque si no denuncian, él sale y va seguir robando, tenemos que poner un alto”, replicó el elemento policiaco.

Finalmente, el joven fue trasladado ante el juez calificador, quien se encargó de que fuera remitido ante la autoridad ministerial por el delito de robo con violencia, por lo que se espera que en las próximas horas se determine su situación jurídica.