El Tren Maya - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Columna sin nombre

El Tren Maya

 


He recorrido la Zona Maya por carretera desde Mérida, capital de Yucatán, y conozco desde Chichén Itzá, Uxmal, Cancún hasta Tulum, y en principio no me parece ultra necesario el mentado Tren Maya.

Sin embargo, reconozco que no conozco Palenque ni la parte Maya en Campeche, y menos he entrado al interior del centro de Yucatán por la zona que refieren los mapas del Tren Maya, es decir, la selva.

En ese orden de ideas, no puedo recomendar ni condenar la construcción de tal vía férrea, pero el señor presidente López Obrador lo tiene como zona prioritaria en sus programas de obras, al grado de llamarla de “seguridad nacional”.

Bajo ese contexto, todo tren federal necesita cosa de veinte metros de derecho de vía, diez a cada lado de los rieles y es allí donde me detengo a calcular.

En principio han anunciado en los medios, que se van a expropiar poco más de un millón de metros cuadrados de propiedades particulares para tal fin y hay que indemnizar a los dueños, y en el orden económico para el futuro, me pone a pensar que en tal derecho de vía, la Selva, volverá a crecer y deberá contener su avance hacia los rieles para no impedir su paso y esto será muy costoso.

Claro, además de los costos normales de todo transporte y me cuestiono si será rentable al competir con las carreteras.

El tiempo lo dirá, y en ese contexto no rechazo la obra, pero tengo las dudas que refiero, entre otras muchas.

Mis mejores deseos para el éxito turístico de este tren tan polémico, sobre todo al “destruir” parte de la selva y presuntamente “afectar” el suministro de agua potable para pueblos y ciudades, ya que el vital líquido en la península de Yucatán corre bajo tierra en ríos y cenotes. Otra cosa: me pregunto si existen los atractivos turísticos en ese recorrido selvático, necesarios para atraer al turismo internacional, como sí lo atraen y masivamente Chichén Itzá, Uxmal, Cancún y Tulum.

Hasta allí la dejo.

Yo también soy pueblo.

Por allí nos encontraremos.