Cuenca del Papaloapan, zona caliente | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

BARATARIA

Cuenca del Papaloapan, zona caliente

 


La Cuenca del Papaloapan fue la primera región de Oaxaca que contó con presencia de la Guardia Nacional, a donde llegó en el ya lejano abril de 2019 con el arribo de 300 elementos, 200 eran soldados y 100 policías, con un mando único y coordinación con las policías Estatal y municipales de la zona.

Ahí se anunció la entrega de 126 millones de pesos para destinarlos a programas sociales e inhibir los actos delictivos. Al parecer la estrategia ha sido un fracaso y la presencia de la Guardia Nacional, inútil. La región sigue siendo una “zona caliente” para el narco, el tráfico de migrantes, de personas y tierra controlada por la delincuencia organizada.

Desde 2019 se han multiplicado los anuncios de la creación de policías y/o guardias comunitarios en el sur de Veracruz y norte de Oaxaca, integrados o financiados por ganaderos de ambos lados de la frontera estatal. En 2020, incluso, realizaron una marcha y concentraron a productores de 15 grupos ganaderos de Las Choapas, Uxpanapa, Hidalgotitlán y Minatitlán, Santiago Sochiapan, Acayucan, San Juan Evangelista, Jesús Carranza, Las Choapas, Minatitlán, Uxpanapa, Hidalgotitlán, La Esmeralda, Col. Cuauhtémoc, Los Ángeles, Nueva Raza, Las Maravillas.

La demanda es frenar la extorsión, el pago de derecho de piso, el secuestro y el abigeato en la zona colindante con Oaxaca. ¿Qué harán las autoridades policíacas de Oaxaca? ¿Conocen el problema? ¿Le harán frente? ¿Qué coordinación existe con el vecino Veracruz? ¿Consentirán la creación de guardias comunitarias o policías paralelas en la Cuenca del Papaloapan?

 

Obras, destrozos, protestas…

Se multiplican las quejas de vecinas, vecinos de la ciudad por desatención de las autoridades municipales a las fallas de la infraestructura urbana y cada vez la ciudadanía está más convencida que era mejor buscar rehabilitar redes de drenaje, de abasto de agua, limpieza de canales pluviales, repavimentación, bacheo de calles y avenidas, mejoramiento de sistema de alumbrado público y equipamiento urbano que la edificación del Circuito Interior o de la avenida Símbolos Patrios, que consideran un gasto innecesario y que debió invertirse de mejor manera, a pesar del discurso oficial.

El martes fue la protesta de vecinos de Candiani, de la colonia Alemán y Santa Cruz Xoxocotlán por los pésimos trabajos de introducción de drenaje y red de agua potable en Símbolos Patrios pero, sobre todo, la mala calidad de las obras y la tardanza, dado que ya han rebasado el año y han colocado a los negocios al borde de la quiebra y a los trabajadores en el abismo del desempleo, mientras que constructoras y funcionarios se llenan las alforjas.

Ayer miércoles, quienes tronaron fueron los vecinos de Pueblo Nuevo quienes, de igual forma, denunciaron desatención al drenaje pluvial de la zona; “¡parece que solo bloqueando nos harán caso!”

Y es precisamente esa medida, el bloqueo, la que hoy anuncian realizar desde temprana hora habitantes de Jardines de la Primavera, Ejidal de San Jacinto Amilpas, Brenamiel, Fraccionamiento Orquídeas, entre otros, quienes demandan que se desazolve el drenaje pluvial, además de agilizar los trabajos y “remiendos” que se realizan sobre las Riberas del Atoyac.

 

UABJO: damnificados del megatequio

Esboce una sonrisa o emita una sonora carcajada querido lectora o lector. Resulta que Radio Universidad resultó damnificada por el Mega Tequio organizado para limpiarle un poco la maltrecha cara de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO). ¡Mejor no me ayudes compadre! diría la institución si pudiera hablar. Decenas, quizá cientos de personas integrados por universitarios, pasando por acarreados, porros, trabajadores de confianza del gobierno del estado a quienes citaron en CU el pasado 6 de mayo se reunieron en la explanada de Rectoría y pusieron manos a la obra.

Llegó Alejandro Murat, el rector Cristian Eder Carreño López, el exrector y ahora presidente municipal capitalino Francisco Martinez Neri, ¡hasta el recién electo Inocente Castellanos! edil de Santa Cruz Xococotlán. Sin embargo, la inexperiencia, la falta de pericia, de oficio o no saber trabajar a ras de tierra llevó a que los voluntarios, a quienes se agradece su presencia e intención, a derribar los cables tensores que sostienen la torre de transmisión de Radio Universidad; lo que no logró la rebelión de 2006 y muchos gobiernos, lo consiguió la impericia. ¡Radio Universidad salió del aire! Salió más caro el caldo que las albóndigas.

Y bien, habrá cuestionar lectora-lector ¿para qué tal muchedumbre ajena a la UABJO limpiando, podando, pintando? Pues que ¿la Universidad no cuenta con trabajadores para tal acción? Está bien, era muestra política de que, al parecer, se han limado asperezas en ese centro del saber, pero, con 5 sindicatos y cientos de trabajadores, ¿por qué no se ha iniciado una operación maquillaje para dejar a punto la máxima casa de estudios? Los sindicalizados, los trabajadores tienen más de dos años cobrando, puntualmente, sus salarios. A pesar de los problemas financieros y que la burocracia universitaria, porros incluidos, siguen exprimiendo a la Universidad, esta ha pagado los salarios a todas y cada una de las personas que ahí laboran. EL IMPARCIAL ya había mostrado la negligencia, dejadez, lo maltrecho que se veía el campus lleno de basura, de maleza de suciedad.

La intención, se agradece pero, ojalá y los trabajadores regresen ya a desquitar su salario, la pandemia no ha terminado, pero todo mundo ya está en sus centro de trabajo ¿los trabajadores universitarios por qué no? ¿Están hechos a mano? ¿Son una casta divina?