Consecuencias | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Consecuencias

 


De tanto azuzar a sus “muchachitos” del cártel 22 para generar violencia y caos en Oaxaca, supuestamente porque así ganaría su partido, el Morena, el mesiánico AMLO empieza a resentir las consecuencias.
La más reciente encuesta de la consultora Mitofsky (antes del bazucazo contra el helicóptero que transportaba a reporteros) muestra el rechazo que los oaxaqueños empiezan a expresar contra partidos que fomentan la violencia y la anarquía. El sondeo sobre las preferencias en las elecciones del próximo año, da algunas sorpresas, sobre todo para los que ya se veían sentados a la diestra de “El Peje” presidente.
La encuesta revela que los ciudadanos oaxaqueños prefieren dar su voto al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y no al Movimiento Regeneración Nacional (Morena), quien hasta hace poco era el que llevaba la delantera en los muestreos.
Dicen que no hay embustero que pueda engañar a muchos, tanto tiempo. Eso sucede con “El Peje” AMLO quien, deseoso del poder, ha tomado a Oaxaca como laboratorio para sus experimentos políticos. Ha azuzado a los grupos más temerarios -“maistros” del cártel 22- que además de violar permanentemente el derecho constitucional a la educación gratuita a niños y jóvenes, han llegado a excesos como el de convertir, en diferentes fechas, en gran pira nuestra ciudad. Sus actos terroristas no tienen límite pero la acción más espantosa fue cuando sus milicianos lanzaron cohetones contra un helicóptero donde viajaban representantes de la Prensa nacional. Su intención fue derribar la nave presidencial, pero dieron a la nave de los comunicadores. Esta acción extremista, sin duda, hará crecer el rechazo de los oaxaqueños contra don “Peje” AMLO a la hora de votar. Creo que nadie en su sano juicio, ni los maestros medianamente informados, querrán tener un presidente maniático. Esto hará que muchos ciudadanos de Oaxaca, estado que el tabasqueño considera su bastión electoral, voten diferente a lo que piensa el dueño del partido Morena.
La encuesta Mitofsky arroja lo siguiente:
El PRI y Morena encabezan las preferencias electorales en Oaxaca para los comicios federales de 2018.
De acuerdo con el sondeo realizado por la encuestadora presidida por Roy Campos, hasta agosto de 2017, el PRI tiene el 16.2 por ciento de aprobación de la población oaxaqueña encuestada, mientras Morena tiene el 15.3 por ciento. En la encuesta resalta el alto porcentaje de población en incertidumbre, ya que el 40 por ciento de la población oaxaqueña encuestada aún no sabe por quién emitirá su voto. Por su parte, los partidos que forman parte del Frente Ciudadano por México, alianza formalizada este martes 5 de septiembre, en su conjunto tendrían el 18.4 por ciento, lo que los colocaría al frente de las preferencias. Según muestra la encuesta, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) tiene el 8.5 por ciento de aprobación; el Partido Acción Nacional (PAN), el 7.6 por ciento, y el Movimiento Ciudadano tiene 2.3 por ciento. Por otro lado, el Partido del Trabajo (PT) muestra el 1.2 por ciento de aprobación según la encuesta; el Verde Ecologista tiene el 3.5 por ciento; Nueva Alianza el 1 por ciento y el Partido Encuentro Social, el 1.4 por ciento. Asimismo, 3 por ciento de la población aseguró que apoyaría a un candidato independiente. Para esta muestra, Consulta Mitofsky encuestó una muestra de 400 entrevistas en hogares oaxaqueños durante agosto de 2017. El margen de error estimado es de +-4 por ciento.

Oaxaca, sin dinero

Ante la quiebra financiera, y moral, en que Gabino Cué -el mayor saqueador que ha padecido Oaxaca- dejó el gobierno del estado, la actual administración que encabeza Alejandro Murat, se encuentra en un “estado de restricción económica”. Está imposibilitado para contratar deuda por encima del cinco por ciento de sus ingresos de libre disposición (16 mil 491 millones de pesos). Entre otros problemas, esto complica la situación económica del gobierno “del cambio generacional”. Sin el apoyo del gobierno federal, por ejemplo, no podría siquiera enfrentar en lo mínimo la tragedia que significan los daños del terremoto.
El ladrón Gabino Cué dejó al Estado con un endeudamiento muy superior a su capacidad financiera. Los expertos indican que el sistema financiero de Oaxaca, está en semáforo amarillo. No tiene ni para pagar a la totalidad de los proveedores. Esto genera gran inconformidad entre los empresarios. La deuda los lleva a la quiebra. También es causa de cierre de empresas y despido laboral.
De acuerdo con un reporte del Sistema de Alertas de las Entidades Federativas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), las Obligaciones a Corto Plazo y con Proveedores y Contratistas (OCPyPC), fue el indicativo que más influyó en el endeudamiento de la entidad, pues éstas fueron las más elevadas del País. Tales compromisos equivalían al 12.8 por ciento de los ingresos totales del estado (68 mil 104 millones de pesos), que, según el documento, se definen como los ingresos de libre disposición más las transferencias federales etiquetadas en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).
Las Obligaciones a Corto Plazo y con Proveedores y Contratistas (OCPyPC) en Oaxaca superaron las de estados como San Luis Potosí, la Ciudad de México, Baja California Norte, Michoacán y Morelos.
Según un informe realizado por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados federal, hasta diciembre del año pasado, quedaba un saldo por liquidar de 8 mil 706 millones 800 mil pesos.
El CEFP impuso un tiempo límite en que ésta deuda debía ser cubierta por la actual administración. El plazo máximo de 12 meses.
El estudio revela que ni los estados que fueron gobernados por personajes que hoy son perseguidos por actos de corrupción registraban un índice de deuda tan alto como el de Oaxaca, tal es el caso de Veracruz, que bajo el mando de Javier Duarte de Ochoa, dejó sus OCPyPC en 4.8 por ciento; Chihuahua, con César Duarte, en 4.7 por ciento, y Quintana Roo, de Roberto Borge, en 2.1 por ciento.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com